Nokia ha hecho un llamamiento en favor de la aceleración de la digitalización y la adopción de la energía verde, además de marcarse como objetivo un 100% de electricidad de fuentes renovables en sus propias operaciones para 2025.

El anuncio se produjo mientras los líderes de todo el mundo se reunían en Glasgow, Escocia, para la Conferencia de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático (COP26). Pekka Lundmark, presidente y director general de Nokia, ha acompañado a los líderes políticos, empresariales y de la sociedad civil en esta conferencia y hace un llamamiento en favor de la aceleración de la adopción de la tecnología verde para alcanzar las cero emisiones netas.

Nokia alcanzará el 100% de electricidad verde para 2025.
Nokia alcanzará el 100% de electricidad verde para 2025.

El directivo ha manifestado: “No habrá revolución verde sin revolución digital. Solo el 30% de la economía mundial está digitalizada actualmente y debemos trabajar por conectar al 70% restante con el fin de garantizar que el mundo alcance las cero emisiones netas. 5G y las tecnologías relacionadas desempeñan un papel fundamental para lograr que otros sectores sean más sostenibles. Al mismo tiempo, el sector TIC necesita minimizar su huella de carbono y acelerar el uso de electricidad verde”.

Nokia se ha marcado ahora el de adquirir el 100% de la electricidad que consumen sus oficinas, laboratorios de I+D y fábricas de fuentes renovables para 2025. Si bien no hay energía renovable disponible actualmente en algunos de los 120 países en los que opera la multinacional, colaborará con el conjunto del ecosistema para propiciar una mayor adopción de electricidad sostenible.

La digitalización es crucial para lograr que los diversos sectores sean más sostenibles —originando menos residuos, más eficiencia de los recursos y mayor productividad. En el sector energético, por ejemplo, la digitalización puede ayudar a los operadores de energía eólica a , con el consiguiente aumento de la productividad de sus operaciones. En el , la adopción de la tecnología digital puede aumentar el rendimiento de las cosechas, reducir los costes y reducir el consumo de agua. En todo el , la adopción de la fabricación inteligente puede contribuir a lograr mejoras anuales de productividad y ahorro energético del 10-20%. A pesar de que algunos sugieren que la pandemia de Covid-19 ha acelerado la digitalización una media de seis años, gran parte de la economía mundial carece de acceso a tecnologías digitales claves.  

Nokia ya se ha comprometido a reducir sus emisiones un 50% en toda su cadena de valor, incluidas sus operaciones propias, productos en uso, logística y fábricas de proveedores de montaje final, para 2030. Sus compromisos han sido aprobados por Science Based Targets initiative (SBTi), confirmando que están en línea con el objetivo del Acuerdo de París de limitar el calentamiento global a 1,5 °C. Dado que el 90% de sus emisiones procede del uso de los productos por parte de los clientes, la compañía invierte continuamente en mejorar la eficiencia energética de los productos —incluso conforme crece la capacidad.