Cellnex cierra un ERE y busca remedio a las trabas en la compra de CK Hutchison.
Cellnex cierra un ERE y busca remedio a las trabas en la compra de CK Hutchison.

Tras el anuncio del pasado 29 de noviembre en el que Cellnex España había expresado la voluntad de acordar un expediente de regulación de empleo de carácter voluntario para adaptar la organización a la evolución del modelo de negocio, la Dirección y los Representantes de los trabajadores de Retevisión, Tradia y On Tower han alcanzado un acuerdo que incluye dos modalidades de adhesión voluntaria: un plan de rentas y un plan de bajas incentivadas. El acuerdo estará vigente durante el periodo 2022-2025.

Podrán acogerse al plan de rentas los empleados que cumplan 57 años de edad o más durante este periodo y cuenten con 7 años de antigüedad en la empresa. El plan alcanza a un total de 252 personas.

Quienes se acojan al plan de rentas se beneficiarán de una cobertura equivalente al 75% del salario neto hasta los 65 años; las bajas incentivadas tendrán una indemnización equivalente al salario de 45/33 días por año trabajado con el tope máximo legal.

Complicaciones en Reino Unido

Cellnex desveló que había tenido conocimiento de la publicación de los “provisional findings” (conclusiones provisionales) publicadas por la Autoridad Británica de los Mercados y la Competencia (CMA), en relación al análisis en curso de la adquisición de los activos de infraestructura pasiva de CK Hutchison en Reino Unido.

La compañía española está revisando estas conclusiones provisionales y asegura que trabajará conjuntamente con la CMA en respuesta a su notificación sobre las posibles condiciones (o remedios) que estaría en condiciones de plantear para que ésta las tome en consideración.

Cellnex mantiene que nos encontramos ante una operación marcadamente pro-competitiva que promoverá claros incentivos para desbloquear, mejorar y extender la cobertura móvil –incluyendo el despliegue del 5G–, en todo el Reino Unido, y por ello “seguirá colaborando con la CMA para clarificar y atender las dudas e incertidumbres que puedan plantearse cara a la decisión final de la CMA prevista para el 7 de marzo de 2022”, concluye el comunicado.