EXA Infrastructure incorpora servicios habilitados para 400 Gigabit por segundo (Gbps) en su plataforma de infraestructura europea, transatlántica y norteamericana. Este avance supone un aumento considerable en la capacidad de red de fibra óptica disponible para los clientes.

No en vano, se considera que los 400 Gigabit son la próxima frontera en velocidades de redes ópticas, permitiendo que 400.000 millones de bits de información por segundo viajen por una sola longitud de onda óptica. Con un aumento de cuatro veces la cantidad de capacidad que los clientes pueden utilizar a través de una sola interfaz, esta tecnología simplifica la entrega de ancho de banda con menos parches y ópticas conectables, y una mejor eficiencia energética, en comparación con múltiples interfaces de 100 Gbit/s.

EXA Infrastructure habilita servicios a 400 Gbps.
EXA Infrastructure habilita servicios a 400 Gbps.

A medida que operadores de telecomunicaciones, grandes empresas y gobiernos solicitan mayores anchos de banda, el salto de 100G a 400G es un paso adelante significativo en capacidad y permite a EXA ofrecer opciones de longitud de onda más amplias a sus clientes.

"400G es el siguiente paso en la tecnología de ancho de banda de alta capacidad y, al introducirlo en nuestra red, ahora podemos lograr un salto sustancial en la densidad del ancho de banda y la velocidad de servicio que ofrecemos", dijo Steve Roberts, vicepresidente senior de productos y Marketing.

Sigue aumentando la demanda de nuestros clientes para transportar más datos, a mayores velocidades y con mayor eficiencia, particularmente para la conectividad de centro de datos a centro de datos. Las interfaces 400G responden a esta solicitud, con una reducción del 75% en los costes de parcheo y un 75% menos de módulos enchufables QSFP necesarios, lo que permite una prestación de servicios simplificada y un consumo de energía reducido. Es el primero de muchos pasos que tenemos la intención de tomar para invertir en mayor capacidad y alcance de la red”, apunta el directivo.

EXA Infrastructure permitirá inicialmente que 65.000 km de su huella de red admitan 400G, incluidos dos cables transatlánticos, lo que equivale a más de 3.000 combinaciones de rutas posibles. Las longitudes de onda de 400G están disponibles en EXA con efecto inmediato, y se agregarán más rutas y POP en los próximos 12 meses.