Hace aproximadamente un año que se creó el Observatorio Nacional 5G, ¿qué balance hace en este tiempo?

El balance es francamente positivo. Hemos hecho un quién es quién en 5G en nuestro país y la conclusión a la que hemos llegado de todo este trabajo es que estamos muy bien situados para aprovechar los años que vienen, que serán clave para el desarrollo de esta tecnología. En otras palabras, España está a la cabeza en 5G.

Actualíceme, ¿cuántas empresas e instituciones están a día de hoy adheridas a este proyecto? ¿Se prevé la incorporación de alguna?

No hay ninguna adhesión. El Observatorio Nacional 5G es una figura público-privada a tres partes conformada por el Mobile World Capital y dos entidades adscritas al Ministerio de Empresa: Red.es y la Secretaría de Estado para el Avance Digital. En nuestra misión de identificar a los actores de 5G tenemos en marcha un censo de esta tecnología que primero empezó con un proceso de estandarización, para dar paso después a su desarrollo (centros de I+D) y posterior despliegue (que empezaron en verano de la mano de Vodafone). Más tarde entrarán los potenciales usuarios (tanto empresas como consumidores) y ahora abrimos el radar para incluir a pymes y startups. El mapa se vuelve más interesante, pero más complicado.

En el directorio ya forman parte las cuatro operadoras principales (Telefónica, Orange, Vodafone y MásMóvil) y los proveedores de sistemas radio (Ericsson, Nokia y Huawei). Poco a poco han ido apareciendo actores como Dell, Cisco, Samsung…que estarían en la parte core networks. Con una presencia considerable constan también los centros de I+D+i como Imdea Networks, la Universidad Politécnica de Valencia, de Cataluña, de Málaga… y un largo etcétera.

Y en este tiempo, ¿cuáles han sido las contribuciones de esta iniciativa?

Estamos elaborando casos de estudio sobre cómo impactará 5G en cada uno de los sectores. En nuestra hoja de ruta 2019- 2020 estudiaremos ocho industrias y verticales. Hemos empezado con el impacto en ciudades inteligentes y ampliarán a territorios inteligentes. El siguiente informe versará sobre Industria 4.0 y posteriormente estudiaremos la repercusión de esta tecnología en emergencias y servicios de utilidad pública. Y terminaremos el año con media y entretenimiento (broadcast, videojuegos).

Para realizar estos estudios nos ponemos en contacto con los principales actores, consultamos bases de datos, licitaciones, encuestas, informes. Con toda esta información recopilada hacemos una síntesis y ofrecemos un resultado aséptico.

Federico Ruiz, responsable del Observatorio Nacional 5G, en las oficinas de BPS.
Federico Ruiz, responsable del Observatorio Nacional 5G, en las oficinas de BPS.

En la creación del ON5G se hablaba de tres grandes bloques de actuación: capacitación y formación, emprendimiento y ecosistema. De estos puntos, la formación suele ser el más débil… ¿estamos preparados en España en estas nuevas redes?

Los ingenieros informáticos, industriales y de telecomunicaciones tienen la formación necesaria para montar estas redes. Estamos formados para rendir desde el día 1. Además, hay en marcha programas y cátedras que vienen a reforzar esta tarea. Pero el último eslabón de esta cadena es la empresa y conviene formarla también.  

En el último foro que organizaron se ponía a España como cabeza en 5G, ¿es cierta esta afirmación o sólo un eslogan propagandístico? Parece que Estados Unidos y Corea nos llevan la delantera…

No es un eslogan propagandístico. Realmente estamos a la cabeza en número de pilotos 5G y de calidad, hemos sido de los primeros en desplegarlos. Es verdad que muchos han empezado porque tenemos al MWC en Barcelona. Ya los había en la preparación del Congreso y esto provocó un efecto de réplica, de onda que se van difuminando. A partir de ahí ha habido pilotos en Segovia, Talavera de la Reina, Valencia, Andalucía…. Tenemos una actividad notable, hay que mantenerla y ampliarla.

El despliegue de 5G difiere mucho según los países. El que se está haciendo en Estados Unidos tiene dos vertientes. Se están haciendo en el centro de las ciudades y en frecuencias muy altas (con lo que se busca un caudal de acceso a la información del usuario espectacular), y otro de acceso a Internet en zonas rurales. La población en EE.UU. está más distribuida. Esta problemática no existe tanto en Europa, que ha empezado también en el centro de las ciudades.

Por otra parte, es verdad que Corea (país de early adopters) está dominando la implementación en cuanto a cobertura para el ciudadano y en China también destacará, pero por cuestión de escala y volumen (alta densidad de usuarios).

El despliegue en Europa está avanzando en los despliegues verticales. Tenemos un sector industrial fuerte, sobre todo Alemania, Escandinavia, Holanda o Francia. El sector industrial tiene que dejar de pensar en 5G como una conectividad que solo atiende a los operadores y hacerla suya.

La carrera por 5G está abierta.

 El sector industrial tiene que dejar de pensar en 5G como una conectividad que solo atiende a los operadores y hacerla suya

La pregunta de rigor: el Horizonte 2020 está a la vuelta de la esquina, ¿verdaderamente cree se cumplirán los plazos y que podremos disfrutar de este tipo de redes?

Vamos bien. Me han sorprendido las cifras porque el despliegue de cualquier tecnología lleva su tiempo, como pasó con 4G. Ya hay terminales compatibles y el año que viene veremos la segunda generación de dispositivos, con mejoras en el consumo de batería y más baratos.

En 2020 se producirá un despliegue masivo, pero éste ya se ha adelantado. Lo hemos visto en los fabricantes de chipset, de terminales, y en España en verano con Vodafone.

“Se ha adelantado el despliegue masivo de 5G”

Se comenta que el futuro de 5G es la empresa. ¿Corrobora eso de que 4G será para las personas y 5G para las cosas?

Tenemos desplegados todos los sabores posibles. Lo normal es que vaya desapareciendo 3G y que se vaya ampliando la cobertura 4G y tengamos 5G en los puntos de mayor densidad de demanda de usuario o de máquinas (fábrica o logística). Poco a poco, las aplicaciones de IoT irán migrando a tecnologías más nuevas.

No dejaremos 4G para personas o 5G para cosas, las personas accederemos a 4G o 5G indistintamente, según donde haya cobertura o demanda. Allí donde me lo pueda permitir la red, accederé a una u otra. 4G+1. Donde está el énfasis es en el sector industrial, de empresa a empresa. 5G va a potenciar el coche conectado (algún día coche autónomo), la industria conectada, aplicaciones de salud… diferentes verticales, cada uno avanzando a un ritmo distinto.

Con IoT pensamos en dispositivos que han de tener una batería que dure años. Hablamos de conectar robots a personas y entre ellos, de permitir la introducción de IA en las cadenas de montaje, de un servicio de control de calidad en tiempo real en el proceso de fabricación… Mucho de todo esto se puede hacer con 4G (un 80%), pero ampliar ese 20% que queda permitirá hacerlo mucho más fácil y a gran escala y eso se consigue con 5G.

"Esta tecnología abre la mano a nuevas formas a conectarse a la red”

5G trae una combinación de tres características: alto ancho de banda, baja latencia y confiabilidad. Siempre se vende la idea que nos va a permitir bajar una película mucho más rápido, pero lo realmente interesante es que estamos borrando la distancia entre la nube, el edge y el terminal que tengo: entre el PC, el smartphone y la consola de videojuegos. Hablar de 5G es hablar de cloud, de fog computing. De una nube más descentralizada y cercana, a la que accedo con una fiabilidad total, y acercar los datos a donde se producen reduciendo el tiempo de latencia. 5G puede abrir la mano a nuevas formas a conectarse a la red.

“En España tenemos una actividad notable en 5G, hay que mantenerla y ampliarla”, Federico Ruiz, de ON5G.
“En España tenemos una actividad notable en 5G, hay que mantenerla y ampliarla”, Federico Ruiz, de ON5G.

No obstante, de las peculiaridades de la nueva red móvil la alta fiabilidad es la que más va a costar. Existe una oportunidad importante por cubrir: desarrollar aplicaciones en todo lo relacionado con 5G que tenga una fiabilidad de 5 nueves y a la vez una latencia muy baja, eso es una combinación diabólicamente difícil de conseguir. Hay está su valor añadido, su dificultad, … y es donde está la oportunidad para los desarrolladores. Aquí sí que va a haber una escasez de profesionales. Estamos acostumbrados a que todo lo que sea cloud no sea crítico en el tiempo, y ahora vamos a necesitar que sea críticas y tenga respuesta en tiempo real. 

"5G combina alto ancho de banda, baja latencia y confiabilidad”

¿Cómo afectará a Wi-Fi?

Wi-Fi y 5G irán coexistiendo. Las dos van a competir en el entorno de fábricas y lugares de trabajo, esto vendrá bien a más tecnologías. No se puede decir que una prevalecerá sobre otra. Así, la economía de la banda nacha ha sido hacer autoinstalable la red Wi-Fi (la industria ha sido capaz de permitir que cualquier la pueda instalar). Esa facilidad de uso es la que debería inspirar a 5G para que el despliegue en fábricas y oficinas sea más sencillo. Por otra parte, la nueva generación de redes móviles hace posible un acceso a conectividad más amplia y con menos latencia, lo que será un acicate para que Wi-Fi evolucione. Si la coexistencia es buena pues la convivencia ayuda a introducir mejoras.

“La facilidad de uso de Wi-Fi es la que debería inspirar a 5G para que el despliegue en fábricas y oficinas sea más sencillo”

La Comisión Europea estima que con introducir la tecnología 5G en cuatro sectores productivos (automoción, salud, transporte y utilities) se generarán unos beneficios anuales de 62.500 millones de euros en 2025, ¿está de acuerdo con esta afirmación?

Sí, son cifras típicas, que viene de un estudio de la Comisión Europea y están condicionadas a la adopción de 5G a estos verticales. Cuatro industrias que el Observatorio toca y estudia y que sean expandimos a que sean ocho. Este fue el estudio que impulsó la puesta en marcha de los programas 5G horizonte 2020.

¿Estos serán los sectores punta de lanza?

El primero será consumo y el segundo el de media-entretenimiento. La latencia es un aspecto destacado de 5G y al maduro sector de los videojuegos esta característica le afecta de lleno. La frontera entre lo que es consumo y entretenimiento es tenue, pero la killer aplication podría ser media entertainment.

Por otra parte, el sector industrial también es importante, el ámbito de Industria conectada, de aplicaciones en la oficina: hacer realidad las llamadas de telepresencia a tres bandas, mejorar las redes de montaje. La puesta en marcha de la IA dentro del proceso fabril y logística. Conectar cosas, máquinas entre ellas, hacer que todo el intercambio de información entre las máquinas suceda con más fluidez.

Más tarde entraría el sector salud, que irá más lento. Hay que diseñar las ambulancias conectadas, por ejemplo, pero todo lleva tiempo. Es un candidato claro.

El reto y el valor de 5G

Desarrollar aplicaciones en todo lo relacionado con 5G que tenga una fiabilidad de 5 nueves y a la vez una latencia muy baja, eso es unacombinación diabólicamente difícil de conseguir. Aquí está la oportunidad para los desarrolladores y donde hay una escasez de profesionales.