El MWC vuelve a ser escenario de novedades. Telefónicaacaba de presentar UNICA, un proyecto pionero que se alza como la base de la compañía para desplegar y desarrollar toda su estrategia de virtualización en sus infraestructuras en todo el mundo de extremo a extremo. Se trata, por tanto, de un cambio de paradigma en la forma de crear y gestionar redes, y un ejercicio sin precedentes que consiste en aplicar tecnologías de consolidación ya disponibles a su propia infraestructura de red.

Telefónica virtualiza su red
Telefónica virtualiza su red

En concreto, UNICA es una nueva arquitectura de infraestructura en la que los recursos físicos pasan a ser virtuales y se gestionan como tales. Gracias a  esta iniciativa, Telefónica puede abordar una reagrupación lógica de sus recursos y desplegar una infraestructura de red que le permita extraer el máximo potencial derivado de las nuevas tecnologías de la virtualización. No en vano, maximiza con ella el uso de los centros de datos de nueva generación y los convierte en un medio con el que desplegar y gestionar plataformas y servicios de telecomunicaciones con mayor rapidez y extremada eficiencia (Virtual Data Center).

En concreto, durante el MWC, las pruebas que se muestran se realizan con Huawei, uno de los colaboradores con los que la compañía está testando las capacidades, rendimientos y requisitos de este proyecto. Durante este evento, se podrán probar capacidades como multi tenancy (implica que la misma solución base sirve para múltiples organizaciones, NaaS (la red como servicio), el despliegue de equipamiento virtualizado de manera automática usando plantillas preinstaladas, la adaptación de la capacidad a necesidades en tiempo real y las herramientas que permiten tener una gestión unificada de los recursos.

Además de con Huawei en España, Telefónica está trabajando actualmente sobre otras dos pruebas de concepto adicionales con NEC y Alcatel Lucent, en Estados Unidos y México, respectivamente. El objetivo de estas distintas pruebas pasa por validar la solución y confirmar que está alineada con las tecnologías básicas de virtualización (SDN u Open Flow…), con soluciones abiertas (como OpenStack) y con los estándares fijados, para garantizar que el proyecto cuente con las funcionalidades completas definidas por la operadora.

Hacia una telco abierta

La operadora se mueve así hacia un modelo de telco abierta con una infraestructura de red global en la que se puedan desarrollar plataformas de funciones y servicios de forma estandarizada y multiproveedor. Considera, asimismo, que el rediseño de las redes ha de ser gradual y fluido, y prevé la implementación real de este proyecto a partir de junio de 2014, con el objetivo de tener más del 30% de las nuevas infraestructuras de la compañía gestionadas según este modelo en 2016.

Todo ello va a permitir recortar el time to market y acelerar el despliegue de una nueva generación de servicios en los próximos años, caracterizados por una calidad diferente y por la personalización, puesto que ya no será necesaria una determinada masa crítica para su implementación.

Telefónica participa junto a otros operadores como ATT o Verizon, entre otros, en los principales foros internacionales tanto para SDN como NFV, los dos grandes estándares. Además, colabora con todos los fabricantes del mercado para normalizar las interfaces con las redes actuales legacy y las interfaces entre capa de datos y capa de control.

Telefónica se presenta como una telco abierta
Telefónica se presenta como una telco abierta

 Además, está trabajando, adicionalmente a sus pruebas de concepto de UNICA, con los miembros más relevantes de la industria en cuanto a virtualización (HP, NSN, Ericsson, Broadsoft, Cisco, Intel, Juniper…) para encontrar la utilidad y la manera de utilizar las nuevas tecnologías, al tiempo que colabora activamente en comunidades abiertas y organismos de estandarización como SDN, Openflow, OpenStack, entre otros, para mejorar las soluciones actuales.

Virtual CPE o simplificación de los equipos en el hogar

Por otra parte, la estrategia de virtualización de Telefónica también llegará a los hogares con el virtual CPE, que permite simplificar los equipos en casa de cliente al máximo. Esta solución, desarrollada en la propia compañía, permite gestionar los dispositivos de casa de cliente desde la red, de forma que los servicios tradicionales que están asociados a la casa o al equipo de usuario, pueden moverse cuando éste se mueve, y acceder a ellos desde distintas ubicaciones, además de tener mecanismos de diagnóstico de averías mucho más eficientes. Esta experiencia está actualmente en fase de pruebas en Brasil y podrá desplegarse a partir del cuarto trimestre de este año.