Nokia acaba de lanzar al mercado Dynamic Diameter Engine (DDE), una solución con la que la compañía quiere hacer frente al aumento del tráfico causado por la Internet de las Cosas y la Voz sobre LTE. No en vano, esta propuesta, basada en la nube, simplifica y asegura el tráfico en el plano control de las redes fijas y móviles.

Nokia prepara las redes para soportar el aumento del tráfico por IoT y VoLTE
Nokia prepara las redes para soportar el aumento del tráfico por IoT y VoLTE

En concreto, DDE ya ha sido probada en la cloud privada de un operador norteamericano Tier One permitiéndole gestionar 500.000 transacciones por segundo, aunque está diseñado para poder llegar a tasas más altas. Además, utiliza la tecnología Agile Rules de la firma para responder a casos de uso complejos de la red que incluyen una mayor seguridad, roaming LTE, equilibrio de carga y gestión del tráfico.

Aunque esta solución –que estará disponible en julio de 2016- puede ejecutarse en hardware comercial está diseñada para funcionar en la nube telco. Se integra con la cartera CloudBand de Nokia que aloja, orquesta, automatiza y gestiona las funciones y servicios de red virtualizados. El modelo de implementación virtualizado reduce el Capex y es fácil de escalar.

Un protocolo a tener en cuenta

Diameter es un protocolo de señalización muy importante en las redes LTE (Long Term Evolution) e IMS (IP Multimedia Subsystem) soportando funciones críticas tales como la autenticación, autorización, contabilidad, gestión de movilidad, control de políticas de usuarios y facturación. Diameter, junto a SIP (Session Initiation Protocol) son los sustitutos del protocolo SS7 (Signaling System number 7) de 2G y 3G. SIP se encarga de establecer sesiones de comunicación y Diameter del intercambio de datos del perfil de abonado.

La migración al todo IP que se está produciendo en las redes de telecomunicaciones, la proliferación de la banda ancha móvil y el constante incremento de las conexiones M2M (Machine-to-Machine), están produciendo un rápido crecimiento del tráfico de Diameter y, como algunos de los operadores que más temprano adoptaron LTE ya han sufrido, este tráfico puede llegar a congestionar sus redes. En este contexto, uno de los elementos de red que han aparecido como indispensable para gestionar eficientemente el crecimiento de Diameter son los DSC (Diameter Signaling Controller) que permite el enrutamiento centralizado y balanceo de carga, seguridad del tráfico, interoperabilidad entre redes de distintos operadores y elementos de distintos suministradores, etcétera.

Por todo ello, no es de extrañar que Exact Ventures augure un futuro prometedor del mercado de Diameter Signaling Control que superarán los 2.000 millones de dólares en 2020.