En la reunión IEEE 802.3, el grupo de estudio para la próxima generación de 200 y 400Gb/s sobre fibra Multimodo votó en contra de la especificación de la capa física que soporta la operación de 200 Gb/s sobre un par de fibras multimodo. Esta fue la segunda vez que la propuesta fue rechazada. La especificación habría incluido OM3, OM4 y el potencial para OM5, que es compatible con la multiplexación por división de longitud de onda (SWDM). Esta propuesta fallida genera más preguntas sobre la viabilidad o el beneficio de OM5 para aplicaciones actuales o futuras.

Un obstáculo importante al que se enfrenta OM5 es que la tecnología SWDM no puede repartirse fácilmente a los servidores, limitándolo a la topología switch-to-switch. Sin embargo, la mayoría de los enlaces de fibra multimodo instalados en los data centers - casi el 50% según datos de Leviton - utilizan cables break out de switch a servidor. Esto limita drásticamente el amplio potencial de mercado para 200 Gb/s sobre dos fibras multimodo.

A continuación, se puede ver en la tabla las opciones actuales y planeadas para 200 Gb/s:

Tabla de opciones actuales y planeadas para 200 Gb/s
Tabla de opciones actuales y planeadas para 200 Gb/s

Como se puede apreciar, OM5 no parece ofrecer ningún beneficio sobre OM4 y con la creciente viabilidad de las opciones monomodo es probable que OM5 se convierta en la “Cat 4” de las generaciones de fibra: omitida y olvidada.

Fibra OM5

La fibra multimodo de banda ancha (WBMMF) es un nuevo soporte de fibra que aparece especificado en ANSI/TIA-492AAAE, la norma publicada en junio de 2016. El comité de normas ISO/IEC votó recientemente el uso de OM5 como la designación con la que la WBMMF figurase en la próxima 3ª edición de la ISO/IEC 11801. La fibra OM5 especifica una gama más amplia de longitudes de ondas de 850nm a 953nm. Se creó para admitir la multiplexación por división de longitud de onda corta (SWDM), que es una de las numerosas tecnologías que se están desarrollando para transmitir 40Gb/s, 100Gb/s y velocidades superiores.

La OM5 se está presentando como una nueva posible opción para aquellos centros de datos que requieren distancias de enlace mayores y velocidades superiores. Sin embargo, son muchos los directores de TI de empresas y centros de datos que están adoptando cada vez más sistemas de fibra monomodo para resolver esos problemas.

Por tanto, ¿cuáles son los motivos para que un centro de datos se plantee instalar OM5?

“La OM5 ofrece un alcance de cableado superior que la OM4”.

La diferencia es mínima.

Para todas las aplicaciones IEEE multimodo actuales y futuras, incluidas la 40GBASE-SR4, 100GBASE-SR4, 200GBASE-SR4 y la 400GBASE-SR16, el alcance máximo permitido es el mismo para el cableado OM5 que para el OM4. En base a las pruebas de aplicación recientemente realizadas en transceptores 40G-SWDM4, se ha demostrado que el cableado OM4 podría admitir un alcance de unos 400 metros mientras que el OM5, uno de 500. Si un centro de datos emplea transceptores 100G-SWDM4 no conformes a la IEEE, conseguirá un alcance de 150 metros con OM5, lo que supone solo 50 más que con OM4. En cuanto a la mayoría de los centros de datos, si disponen de tramos de cableado que superen los 100 metros, lo más probable es que utilicen fibra monomodo para velocidades de 100Gb/s y superiores.

“La OM5 reducirá los costes”.

No es verdad.

El cableado OM5 cuesta aproximadamente un 50% más que el OM4. Además, si nos fijamos en el coste de un canal de 40 Gb/s completo, incluyendo los transceptores SWDM, el importe por canal sigue situándose un 40% por encima de un canal 40G Bidi/OM4. Los costes de los transceptores monomodo han disminuido considerablemente en los últimos 12 o 18 meses debido a las tecnologías fotónicas del silicio y a que grandes centros de datos hiperescala están comprando importantes volúmenes. Al comparar el precio de los transceptores de 100Gb/s, los 100G-PSM4 que usan fibra monomodo cuestan lo mismo que los 100GBASE-SR4 que usan fibra multimodo.

“Se necesita OM5 para velocidades superiores”.

No es cierto.

Todas las normas IEEE en desarrollo para 100/200/400 Gb/s servirán tanto para fibra monomodo (OS2) como para multimodo (OM4). La mayoría de estas velocidades de próxima generación requerirán monomodo. La IEEE siempre se esfuerza por desarrollar normas futuras que funcionen con la base de infraestructura de cableado instalada en un principio para que los clientes puedan migrar a nuevas velocidades con facilidad. Por otro lado, ninguna de estas normas IEEE actualmente activas y dirigidas a velocidades de próxima generación (802.3bs o 802.3cd) utilizarán tecnología SWDM.

“La OM5 creará una densidad superior desde los puertos de distribución”.

No es verdad.

Ha sido bastante habitual encontrar centros de datos que usan 40GBASE-SR4 para aumentar la densidad de los puertos mediante la división de los puertos de 40Gb/s en canales de 10Gb/s. Esto también supone una ventaja para los nuevos módulos 100GBASE-SR4, que usan cableado OM4. Si un director de centro de datos decide utilizar módulos 100G-SWDM4 con cableado OM5, no podrá dividirlos en canales de 25Gb/s. Esto se convertiría en un problema real cuando el ecosistema de 25Gb/s se desarrolle completamente y comiencen a verse más servidores a 25Gb/s.

Fibra OM5, ¿abocada al olvido?
Fibra OM5, ¿abocada al olvido?

Leviton no encuentra ninguna razón para recomendar en la actualidad OM5 a operadores de centros de datos de grandes dimensiones. Para centros de datos de empresa que busquen migrar a 40GBASE-SR4 o 100GBASE-SR4, OM5 no ofrece ninguna ventaja adicional frente a OM4 u OM4+. Y los centros de datos en la nube más grandes ya están usando fibra monomodo o pensando en pasarse a ella a corto plazo para la migración a 800Gb/s y 1Tb/s sin necesidad de cambiar su cableado.