Jordi Sevilla, presidente del comité de expertos del Gobierno para reformar la Administración (en la foto), fue el encargado de cerrar el congreso Digitales Summit 2018. El ex ministro ha intervenido al término de esta jornada reclamando una mayor implicación del sector público en el desarrollo y progreso digital de la economía y sociedad española, ya que "el cambio digital es una realidad. Lo que todavía no tenemos es una política pública para encajar sus impactos sobre el trabajo, la educación, la sanidad, etc.".

La segunda jornada del encuentro arrancaba con el análisis de las tendencias de inversión en la economía digital. Los expertos de bancos de inversión y analistas financieros debatieron sobre la necesidad de aprovechar el talento existente en España y crear un ecosistema de inversión y de creación de negocio para las nuevas oportunidades del mercado digital, dentro de un marco jurídico estable que no penalice la creación de empresas.

Jordi Sevilla clausura Digitales Summit 2018.
Jordi Sevilla clausura Digitales Summit 2018.

3.000 millones para el despliegue de banda ancha en Europa

La segunda intervención de la mañana corrió a cargo de Carlota Reyners, directora de Inversión en redes de Alta Capacidad de laComisión Europea, en un diálogo con la directora general de DigitalES, Alicia Richart, donde se habló de los objetivos y medidas de la Unión Europa para fomentar la inversión en redes de banda ancha. Tenemos una brecha en Europa de 155.000 millones de euros en inversiones de telecomunicaciones y estamos trabajando desde la Comisión en armonizar y dotar de seguridad jurídica para incentivar estas inversiones, tanto en redes como en temas del espectro”.

Reyners presentó además el plan de medidas plurianual financiero de la UE, un programa para apoyar el desarrollo de infraestructuras con 3.000 millones de eurospara apoyar el despliegue de banda ancha en Europa. Este programa “CEF” tiene como fin apoyar el despliegue de objetivos de la UE para 2025.

La democratización de Internet y las herramientas digitales fue otro de los temas que se trataron. Respecto a la ‘tasa Google’ o tasa tecnológica, los portavoces políticos coincidieron en señalar que el terreno de juego debe ser igual para todos  y que la regulación del mercado digital es necesario para asegurar un marco de competencia y los derechos de los usuarios.

El futuro del empleo

La jornada terminó con un debate sobre el futuro del empleo y su transformación en medio de la disrupción tecnológica. Participaron en el análisis CEO de importantes empresas como Altran, Sopra Steria, Vmware, y de la Secretaria Confederal de Política Sindical de UGT, entre otros.

Todos coinciden en la inevitable destrucción de empleo que ya se está produciendo por la irrupción de la tecnología, como ha ocurrido en todas resoluciones industriales, pero la clave está en valorar cuánto empleo nuevo se va a crear o transformar.  Ante esto, los expertos señalaron la necesidad de formación y cualificación para favorecer la adaptación y evitar la precarización laboral, una idea insistente a lo largo del congreso también en los debates de la jornada del martes. Asimismo, se estimó que el sector sanitario, social y de ocio corren menos riesgos de perder empleos a causa de la tecnología y automatización que otros sectores industriales y manufactureros.