El pasado mes de junio el 5G llegó a 15 ciudades españolas y, desde entonces, el debate sobre cómo afecta la quinta generación de tecnología móvil a la salud ha estado sobre la mesa. Sin embargo, según la OMS, no se han dado indicios de que las radiaciones emitidas por los dispositivos dotados de 5G tengan efectos nocivos para la salud. Al contrario, la aparición del 5G introduce importantes cambios que benefician a la transformación digital del sector sanitario. La posibilidad de aumentar la velocidad de conexión y de reducir la latencia permite una mayor duración de las baterías de los dispositivos de control sanitario, así como conectar a un mayor número de personas al mismo tiempo, lo que aumenta su efectividad. Todo ello con un mayor ahorro energético.

Las 5 áreas de ehealth más potenciadas por la tecnología 5G

La implantación del 5G es vista por los analistas como un impulso para la economía que se estima será de unos 225.000 millones de euros en la Comunidad Europea en los próximos años y, además, supondrá más del 15% de las conexiones móviles del mundo en 2025*. La entrada de esta nueva generación tecnológica permite mejorar el día a día de profesionales y pacientes y al mismo tiempo trabajar en la erradicación y lucha de enfermedades y patologías, así como la descentralización de los servicios que ofrece el sector. Desde Top Doctors explican las novedades que aporta el 5G:

  • Telecirugía: el mayor ancho de banda que ofrece la tecnología 5G permite descargar un gigabit por segundo, ayudando así a que se puedan compartir imágenes y vídeos de gran calidad en tiempo real, lo que favorece a la comunicación entre profesionales y por lo tanto a la puesta en práctica de la telecirugía. Por ejemplo, un doctor ubicado en cualquier punto del mundo puede asistir a un equipo ubicado en un sitio diferente, como puede ser una ambulancia de camino al hospital, a través de la conexión remota que les permite tener una comunicación en tiempo real fluida. De este modo, podrá dirigir o asesorar a sus compañeros o a un robot quirúrgico en cualquier momento y lugar.
  • Teleconsulta y teleasistencia: también la comunicación entre profesionales y pacientes será más fluida y sin barreras espacio temporales. La mayor velocidad de transmisión de datos permitirá que las videollamadas entre doctor y paciente tengan mejor calidad. Asimismo, esta tecnología permite transmitir imágenes o vídeos de diagnóstico de gran tamaño, lo que ayuda a tener un mejor seguimiento en el caso de un paciente crónico, ahorrando tiempo y evitando desplazamientos innecesarios a consulta.
  • Wearables: gracias al ahorro del consumo energético de los dispositivos dotados de 5G, que se estima sea del 90%, las baterías tendrán una mayor autonomía. De este modo los wearables y aplicaciones sanitarias funcionarán de un modo más efectivo. Asimismo, la sincronización o velocidad de respuesta de estos dispositivos será más rápida, y gracias a la inteligencia artificial con la que cuenta, se podrá controlar y analizar la información recogida de un modo más eficaz. Por ejemplo, los wearables que controlan las constantes vitales y realizan un seguimiento del estado del paciente, lo harán de un modo más ágil, pudiendo llegar al doctor en tiempo real.
  • Fármacos inteligentes: se prevé una evolución y un mayor desarrollo de este tipo de medicamentos, capaces de medir los efectos en el paciente y suministrar la cantidad justa y precisa de un modo inteligente, lo que favorece a que el tratamiento sea más efectivo y menos invasivo, como ocurre por ejemplo con el dispositivo para suministrar insulina en diabéticos, que evitan los antiguos pinchazos en el dedo.
  • Realidad virtual y 3D: la realidad virtual da espacio a la realidad mixta, de tal modo que los expertos obtengan toda la información necesaria para trabajar con el plano virtual y real en tiempo real, lo que ayuda a tomar decisiones de un modo más ágil. Asimismo, las imágenes 3D mejorarán en calidad y resolución, ayudando a los expertos a contar con datos de calidad sobre los que tomar decisiones.

“El escenario de la salud ha cambiado de un modo radical en los últimos años, potenciando el empoderamiento de los pacientes y dotándoles de una mayor autonomía a la hora de gestionar su salud. Del mismo modo, los doctores apoyan su conocimiento y experiencia de dispositivos tecnológicos que les permiten obtener diagnósticos más precisos y tratamientos más acertados. Y aunque aún queda mucho por hacer la aparición del 5G nos facilita a todos los actores del sector a trabajar en pro de esa transformación” explica Alberto E. Porciani, CEO de TopDoctors.es, plataforma online para encontrar y contactar con los mejores especialistas médicos de la sanidad privada.