Galgus patenta en Estados Unidos su tecnología para Wi-Fi.
Galgus patenta en Estados Unidos su tecnología para Wi-Fi.

La Oficina de Patentes y Marcas de los Estados Unidos, USPTO por sus siglas en inglés, organismo dependiente del Departamento de Comercio del gobierno norteamericano, ha otorgado a Galgus la patente por su “Sistema y Método para el Control Descentralizado de Redes Inalámbricas” (System and Method for Decentralized Control of Wireless Networks).

La patente fue concedida con fecha 27 de agosto de 2019 y se aplica sobre una tecnología que distribuye el control entre todos los puntos de acceso Wi-Fi que conforman una red inalámbrica dada. Se elimina así la necesidad de una controladora central, mejorándose sustancialmente la eficiencia en la gestión de la red.

Las ventajas que ofrece esta arquitectura son las siguientes:

• Al ser descentralizado, no depende de ningún elemento en particular, ya que todos los puntos de acceso se comportan como pequeños controladores que pueden interactuar entre sí.

Cada nodo se comporta como un controlador y proporciona soporte a los nodos adyacentes.

• Las tareas de red se distribuyen sin sobrecargar ningún elemento, evitando cuellos de botella.

Se reduce el coste al no necesitar el hardware de la controladora.

• Es 100% escalable. Permite agregar más puntos de acceso sin preocuparse por tener que aumentar la capacidad de una controladora central.

• Permite la gestión desde cualquier punto con acceso a la red.

Las operaciones de red no se ven comprometidas por el fallo en uno de los puntos de acceso que lo configuran.

Configuración automática de lapotencia de transmisión de los puntos de acceso pertenecientes a la red para reducir interferencias innecesarias.

Configuración automáticadel canal utilizado por cada punto de acceso perteneciente a la red para reducir la interferencia entre puntos de acceso y aumentar el número de transmisiones simultáneas en un entorno físico limitado.

Selección automática del punto de acceso que brinda servicio a una nueva estación o usuario, para reducir la interferencia entre los puntos de acceso y las estaciones que operan en el mismo canal o en diferentes canales.

Equilibrio de la carga de la red con el objetivo de reducir la interferencia dentro de la red y el número de nodos ocultos, así como aprovechamiento de la capacidad de transmisión total de la red para evitar que surjan cuellos de botella en algunos puntos de acceso mientras que otros permanecen inactivos.

Exclusión de usuarios basada en la ubicación, negando el servicio a los usuarios que se encuentran fuera del rango de operación de la red cuando estos usuarios reciben la señal de la red.

“Ha sido un proceso muy largo ¡Fue en octubre de 2013 cuando comenzamos! ¡Más de cinco años para lograrlo”, comentó el CEO de Galgus, José González, quien agregó: “Sin duda, no solo es importante porque nos ayuda a proteger nuestro software, lo importante es una prueba inequívoca de capacidad de innovación tecnológica de Galgus en este campo”.