Chuck Robbins, CEO de Cisco, en el Partner Summit 2019.
Chuck Robbins, CEO de Cisco, en el Partner Summit 2019.

Cisco ha celebrado en Las Vegas la última edición de su evento anual Partner Summit, que ha reunido entre el 4 y 6 de noviembre a más de 2.100 partners procedentes de 80 países. Además, se conectaron otros 10.000 online. Durante el evento, Cisco, que asegura que el 90% de sus ingresos vienen del canal, hizo varios anuncios. Así, en lo referente al programa de canal, la compañía ha introducido nuevos incentivos "para ayudar a los partners a generar ventajas competitivas en torno al desarrollo de software y los servicios de ciclo de vida".

Entre otras cosas, Cisco también va a introducir una especialización DevNet en su canal dirigida a especialistas en software de automatización de red, DevOps y transformación digital. Las certificaciones DevNet Career contarán para obtener la certificación Gold y la especialización DevNet. Además, Cisco introduce la Solution Starter en Cisco DNA Enterprise Agreements, un nuevo programa permite a los partners arrancar servicios de ciclo de vida con sus clientes vendiendo servicios de valor añadido. 

En cuanto a producto, también hubo novedades en el Partner Summit. En la línea Meraki, por ejemplo, el fabricante anunció el conmutador MS390, un equipo de acceso de próxima generación, basado en la tecnología intent-based networking de la familia Catalyst. También para Meraki, Cisco anunció Adaptive Policy, que permite a las empresas agrupar usuarios, aplicaciones y dispositivos fácilmente para aplicar las políticas correctas.