Retos de los operadores inalámbricos
Retos de los operadores inalámbricos

En 2019 se pudieron ver los primeros despliegues de 5G en el mundo. En el recién estrenado 2020, más ciudades seguirán encendiendo estas redes y llegarán al mercado más dispositivos habilitados dando lugar al comienzo de un “futuro más conectado”, tal y como indica CommScope.

Según el análisis que hace la compañía, los consumidores continuarán escuchando los beneficios asociados a 5G, como videojuegos y realidad aumentada, lo que conducirá al impulso de lograr una baja latencia. Pero los videojuegos, la realidad aumentada e incluso el video, que se prevé sea el 82% de todo el tráfico IP para el 2020, no son las aplicaciones más importantes que impulsarán la necesidad del consumidor por nuevas experiencias y la necesidad de estas redes.

Los operadores no esperarán a la llegada de la “aplicación revolucionaria” y estarán ocupados en 2020 desplegando, densificando y energizando la red en una variedad de bandas de frecuencia mientras trabajan en el desarrollo de los estándares y la tecnología.

Elige una banda

Los operadores de todo el mundo han designado la banda media (principalmente 3.5 GHz) como la banda primaria para 5G, sin embargo, los operadores de Estados Unidos no tienen esta opción y, por lo tanto, están utilizando tanto las bandas de frecuencia bajas como las frecuencias de onda milimétrica (por encima de 24 GHz).

"Los operadores necesitan eficiencia en términos de costo por bit por área, lo cual dicta cómo, dónde y en qué bandas se va a desplegar. En otras palabras, los operadores decidirán si usan banda alta, de tal forma que el costo por bit disminuye, pero entonces el área se reduce, por lo que necesitan desplegar más celdas, lo que aumenta el costo. Cuando se utiliza el espectro de banda media o baja, lo que les permite reducir el costo ya que no tienen que implementar tantas celdas para cubrir la misma área, el costo por bit aumenta a medida que el ancho de banda de las radios es significativamente menor. La clave será una ecuación de optimización que lleve a utilizar las frecuencias altas en áreas más densas y las frecuencias bajas en áreas menos densas" explica Andrés Vega, Technical Sales Manager.

En este sentido, las bandas que posee y despliega un operador determinarán las áreas de cobertura, alcance y velocidad. Con lo que terminaremos es con los "reyes de cobertura", "reyes de capacidad" y “conexiones inalámbricas fijas” (o FWA, Fixed Wireless Access). Los reyes de cobertura usarán su espectro y la tecnología elegida para cubrir un área geográfica grande; por ejemplo, Australia, donde la mayoría de la población está en las costas, pero el interior del país aún necesita cobertura. Los reyes de capacidad se centrarán en ciudades como Nueva York, París, Londres y otras áreas densamente pobladas que dependen de tecnologías como small cell, para ofrecer servicios de alta velocidad y baja latencia a consumidores, empresas y dispositivos conectados. FWA se centrará en proporcionar el servicio con el alcance para proporcionar conectividad de banda ancha a usuarios ubicados en zonas con baja densidad poblacional de una manera económica.

Las bandas que posee y despliega un operador determinarán las áreas de cobertura, alcance y velocidad

Cada año que pase habrá más espectro disponible en varias regiones del mundo a través de subastas o asignaciones. En 2020 veremos el lanzamiento de espectro compartido y el potencial para demostrar que puede funcionar. El “Citizens Broadband Radio Service” (CBRS) en los EE. UU. logrará una completa implementación comercial y utilizará un sistema de acceso al espectro para poder asignarlo. Otras regiones verán si este experimento funciona, y harán ajustes para implementarlo en otras partes del mundo.

Además del espectro licenciado y compartido, 2020 también es el año en que Wi-Fi 6 se generalizará. Hay un impulso concertado por aumentar el espectro disponible para Wi-Fi en la banda de 6 GHz. Continúa existiendo un empuje por utilizar todo el espectro para satisfacer las necesidades de los consumidores, tanto licenciado como espectro en banda libre.

Aunque Statista predice que el número global de conexiones 5G será de más de mil millones para 2025, Wi-Fi 6 es una opción para las empresas y áreas densamente pobladas para ofrecer cobertura inalámbrica.

Estándares y tecnología

Los estándares abiertos continúan siendo un gran tema de discusión y vemos el año 2020 como el comienzo de un proceso de tres años que demostrará si los estándares abiertos serán beneficiosos para el operador de red móvil. La alianza O-RAN es una organización que se ha "comprometido con la evolución de las redes de acceso radio en todo el mundo". Su visión es virtualizar varios elementos de red, hardware en modalidad “white box” e interfaces estandarizadas en toda la red. Aunque la organización es joven (fundada en 2018), ya cuenta con más de 120 compañías miembros que trabajan para la apertura y la inteligencia. Creemos que este año verá un acuerdo en aspectos clave de O-RAN, que acelerará las implementaciones de redes 5G.

Muchos operadores de red móvil han comenzado implementaciones de redes 5G con contadas pruebas de la tecnología Massive MIMO (mMIMO). A medida que las redes se pongan al aire en 2020, la cantidad de datos necesarios, junto con el coste de la energía, el backhaul y la adquisición de sitios, determinarán si mMIMO se utilizará de manera significativa en los despliegues de red. Sin embargo, si se necesita más capacidad, este ejercicio se podría ver un aumento importante en las implementaciones mMIMO, pero es importante tener presente que a medida que aumenta su eficiencia, la complejidad y el costo también lo hacen.

TDD (Duplexación por División en Tiempo) ha sido la tecnología utilizada para Wi-Fi, mientras que FDD (Duplexación por División en Frecuencia) se ha utilizado en la mayor parte del mundo celular. Con la introducción del espectro licenciado de más alta frecuencia, TDD ahora se está volviendo convencional con 5G. Esto traerá nuevos desafíos y beneficios, así como una complejidad distinta, ya que se integra con las bandas TDD tradicionales. Sin embargo, la adición de este espectro TDD permitirá que las redes inalámbricas compitan con las redes cableadas.

Desplegando las redes

Desde la compañía indican que ven 2020 como un año importante para 5G en el desarrollo de su correspondiente cobertura y capacidad. 5G no sólo requerirá implementarse en los sitios macro, sino que también requerirá la densificación con celdas metropolitanas (Metro Cell) y la actualización de los sistemas para la cobertura en el interior de edificios.

Será un año importante para 5G en el desarrollo de su correspondiente cobertura y capacidad

Aunque todavía estamos en una etapa incipiente, los datos y el procesamiento están comenzando a moverse desde el núcleo hacia el borde de la red para eliminar los cuellos de botella. Veremos más de esto a medida que la red se virtualice.

A medida que la capa Metro de la red se vuelve más importante, el obtener energía para estas ubicaciones será crítico desde una perspectiva de coste y tiempo.

CommScope ha expuesto durante mucho tiempo sobre “PBA”: Potencia, Backhaul y Adquisición de sitios como las tres características críticas para construir una red, y esto es aún más cierto para esta nueva generación de tecnología móvil.

"5G se lanzó en lugares de todo el mundo, pero aún se encuentra en su infancia. Los operadores de red todavía tienen mucho trabajo por hacer para que esta tecnología esté a la altura de su potencial. Creemos que el 2020 será el año en que el operador de red pondrá las piezas en su lugar para cumplir la promesa de 5G y observaremos cómo las líneas entre las redes inalámbricas y fijas se continúan difuminando" finalizo Andrés Vega.