“Podemos hacer las cosas mejor si afrontamos el reto digital. Debemos utilizar la tecnología para ser líderes y construir nuestro propio mundo digital”, ha señalado Thierry Breton, Comisario Europeo para el Mercado Interior durante su comparecencia enDigitalES Summit 2020. En este sentido, el directivo ha confesado que la CE sigue el progreso de la digitalización en toda la región y han podido comprobar que se ha mejorado en acceso y conectividad, con redes 4G que ya cubren todo el continente. Eso sí, ha matizado que necesitamos hacer más esfuerzos en 5G y en capacitación digital pues el año pasado 2 de cada 5 europeos carecían de capacidades básicas digitales, un dato a considerar teniendo en cuenta que esto es el futuro.

Además, Breton han hecho hincapié en la importancia de la seguridad y la privacidad de nuestros datos; “Tenemos que asegurarnos que las empresas y los gobiernos salvaguardan nuestros datos. Hay que configurar un marco legislativo”. Sobre este asunto ha señalado que la Comisión Europea va a establecer acciones para compartir datos entre todos los estados miembros y sectores. Propondrá grupos de datos de alto valor y que tengan un mejor uso potencial, sobre todo para las pymes. Y se pondrá en marcha una Alianza para la Industria de los Datos con el objetivo de crear la siguiente generación de cloud y su infraestructura en el viejo continente. Europa tiene que cuidar de sus activos estratégicos.

El comisario ha lanzado la siguiente pregunta: “¿Podemos utilizar la tecnología para mejorar la UE?” Y la respuesta ha sido contundente: “Sí y podemos hacerlo”. Para ello hay que aprovechar las oportunidades de los datos, la microelectrónica y la conectividad, creando la nube europea para datos industriales. Estos tres ejes son la piedra angular de la Europa digital. Aunque también se invertirá en computación cuántica, IA, etc.

Datos, microelectrónica y conectividad, piedras angulares de la Europa Digital

En detalle, ha explicado que hay que crear microelectrónica de alta capacidad, invirtiendo enormemente en ella. También debemos asegurar la comunicación digital rápida. Van a poner en marcha planes y nuevas estrategias que identifiquen las lagunas de 4G. Asimismo, con un enfoque de mercado único, nos encaminamos hacia el próximo cambio de paradigma: conectividad de alta velocidad de la mano de los satélites. Y el objetivo es tener una infraestructura autónoma que complemente la existente, asegurando un mejor acceso y comunicaciones. “Es una oportunidad que no podemos dejar pasar”, ha puntualizado. Pero la autonomía estratégica no se trata de aislarse, sino de defender sus particularidades y ser firmes en nuestras decisiones.

“Debemos configurar una infraestructura autónoma que complemente la existente”

“Tenemos que trabajar unidos y rápidamente. Tenemos que construir el mercado del mañana ya”, ha concluido.