Telefónica vende las torres de Telxius a American Towers por 7.700 millones.
Telefónica vende las torres de Telxius a American Towers por 7.700 millones.

Bien temprano Telefónica nos ha despertado con la noticia de la venta de Telxius. La operadora española ha alcanzado un acuerdo con (“ATC”) que se hará con la división de torres de telecomunicaciones en Europa (España y Alemania) y en Latinoamérica (Brasil, Perú, Chile y Argentina), por un importe de 7.700 millones de euros, pagaderos en efectivo.

El citado acuerdo establece la venta de un número de, aproximadamente, 30.722 emplazamientos de torres de telecomunicaciones y comprende dos transacciones separadas e independientes (de una parte, el negocio de Europa, y de otra parte, el negocio de Latinoamérica), fijándose los respectivos cierres una vez se hayan obtenido las correspondientes autorizaciones regulatorias.

Entre otros aspectos, la operación contempla un compromiso de empleo por parte de ATC. Además, las operadoras del Grupo Telefónica mantendrán los actuales contratos de arrendamientos de las torres suscritos con las sociedades vendidas filiales de Telxius Telecom, por lo que dichas operadoras seguirán prestando sus servicios en términos similares a los actuales. Las condiciones de renovación no incluyen ninguna cláusula "all or nothing" adicional.

ATC mantendrá los empleos y los contratos de arrendamiento de otras operadoras

El negocio de torres de Telxius generó un OIBDAaL estimado durante los últimos doce meses de aproximadamente 190 millones de euros. Si dicha cifra se ajusta considerando el impacto total del portfolio alemán adquirido por Telxius en junio de 2020, el múltiplo implícito sobre OIBDAaL proforma sería de 30,5 veces. La plusvalía atribuible a Telefónica se estima que ascenderá, aproximadamente, a 3,5 mil millones de euros. Una vez completada la operación la deuda financiera neta del Grupo se reducirá aproximadamente en 4.600 millones de euros y la ratio de apalancamiento (Deuda Neta/OIBDAaL) en aproximadamente 0,3 veces.

Esta operación se encuadra en la estrategia del Grupo Telefónica, que contempla, entre otros objetivos, una política activa de gestión de cartera de sus negocios y activos, basada en la creación de valor y acelerando, al mismo tiempo, la reducción de deuda orgánica.

“Centrados en nuestros ambiciosos objetivos”

El presidente de Telefónica, José María Álvarez-Pallete, señaló que “se trata de una operación que tiene sentido estratégico dentro de nuestra hoja de ruta. American Towers era nuestro segundo proveedor tras Telxius” y añadió que “tras esta gran operación seguiremos centrados en nuestros objetivos más ambiciosos: la integración de O2 con Virgin en el Reino Unido, la compra de los activos móviles de Oi en Brasil y la reducción de la deuda”. Tras esta operación American Tower se convierte en el primer proveedor de Telefónica tanto en Europa como en América Latina, y mantiene su condición de socio en proyectos estratégicos en Brasil, Argentina y Colombia.

Con este movimiento, la operadora continúa ejecutando su plan de acción como acelerador de la transformación de la compañía, más importante aún en este contexto. El acuerdo con American Tower cumple los principales objetivos de la hoja de ruta fijada hace un año: impulsar las oportunidades de mayor potencial de crecimiento, apalancando el valor de nuestras infraestructuras; incrementar la agilidad y la mejora en la eficiencia, y crear valor con un modelo sostenible a largo plazo alcanzando la excelencia operativa.

Telefónica Infra se queda con los CPD, cables submarinos o los sistemas de antenas distribuidas

La creación de Telefónica Infra fue uno de los principales compromisos adquiridos con el diseño de la Nueva Telefónica, para aflorar el valor de nuestros activos y desarrollar modelos alternativos de despliegue de infraestructuras que aceleren el crecimiento. Esta unidad estratégica de negocio que engloba las participaciones accionariales en vehículos de infraestructuras de telecomunicaciones, dando servicio tanto a las operadoras de Telefónica como a terceros, ha confirmado los ambiciosos objetivos que se fijaron hace un año y corrobora el relevante papel que continúa llamada a desempeñar.

Telefónica Infra, que contó con el 50,01 de Telxius entre sus primeros y sólidos activos, demuestra estar preparada para canalizar la explosión del tráfico y aflorar el valor de un porfolio único. El equipo gestor de esta compañía continuará focalizado en el desarrollo y monetización de torres, sistemas de antenas distribuidas, data centers, proyectos greenfield de fibra y cables submarinos, entre otros.