Complejo de Santa Oliva de Applus+IDIADA, banco de pruebas europeo del vehículo conectado.
Complejo de Santa Oliva de Applus+IDIADA, banco de pruebas europeo del vehículo conectado.

Applus+ IDIADA, Mobile World Capital Barcelona (MWCapital), y el han anunciado la disponibilidad de una red privada 5G en su centro técnico de Santa Oliva (Tarragona). Esta novedad le convierte en la instalación más relevante de Europa para el desarrollo y ensayo de vehículos conectados y autónomos.

Applus+ IDIADA, empresa global que presta servicios de diseño, ingeniería, ensayo y homologación de vehículos para la industria del automóvil, adjudicó a Orange y Ericsson el desarrollo de una red privada móvil – con tecnologías 2G, 3G, 4G y 5G - en su complejo de Santa Oliva (Tarragona). Esta red, permite realizar pruebas de desarrollo y validación de tecnologías de conducción conectada y autónoma, y experimentar con el funcionamiento de servicios y aplicaciones bajo distintas condiciones de red, en un entorno seguro y confidencial.

“Esta red móvil forma parte del plan de actualización de nuestras instalaciones para avanzarnos a los nuevos requerimientos de desarrollo de la industria del automóvil y de todas aquellas empresas que necesiten desarrollar y validar aplicaciones y sistemas de conectividad en un entorno controlado” ha declarado Abel Carbonell, Head de Electrónica de Applus+ IDIADA.

El centro técnico tiene una superficie de 370 hectáreas y dispone de diferentes pistas y laboratorios 

El centro técnico tiene una superficie de 370 hectáreas y dispone de diferentes pistas y laboratorios que permiten ensayar el comportamiento de los vehículos y componentes en diferentes condiciones. Actualmente la compañía está ampliando sus pistas con la construcción de diferentes circuitos especialmente diseñados para el ensayo de vehículos autónomos y conectados que recrean diferentes entornos de conducción desde escenarios urbanos a conducción en autopista.

Gracias a ello, la empresa española no solo cuenta con un circuito de pruebas avanzado para sus propios equipos, sino que también puede poner a disposición de la industria del automóvil un gran abanico de posibilidades en materia de conectividad IoT (Internet of Things), coches autónomos y vehículos conectados.

“Con la conexión del centro técnico Applus+ IDIADA a la tecnología 5G se abre una enorme oportunidad para el sector de la automoción y la movilidad. El sector se encuentra en un momento de transformación clave y contar con instalaciones como esta es imprescindible para mantener su competitividad y promover su proyección internacional” ha declarado Eduard Martín, CIO y director de Conectividad Inteligente de MWCapital y CEO de 5G Barcelona. La Fundación, a través del programa 5G Barcelona, potenciará las pruebas de uso acelerando así que la movilidad autónoma y conectada 5G se convierta en una realidad.

La gran ventaja de este complejo es que tiene todas las tecnologías de radio en un solo lugar, en un entorno controlado y con la opción de una personalización avanzada y replicable de la red

El proyecto también cuenta con la participación de la Fundación i2CAT que aportará el conocimiento técnico y la experiencia en tecnologías, servicios y aplicaciones 5G. Josep Paradells, director de la Fundación i2CAT afirma que “la incorporación de IDIADA al ecosistema de 5G Barcelona es muy ilusionante. El centro técnico Applus+ Idiada permitirá validar la tecnología 5G aplicada al ámbito de la movilidad en un entorno de pruebas confiable y equipado con la conectividad requerida por este tipo de actividades experimentales avanzadas. La colaboración con Ericsson y Orange, ofreciendo el equipamiento de comunicaciones y el acceso al espectro radioeléctrico necesarios, hace de éste un laboratorio 100% operacional que complementa muy bien los laboratorios 5G que ya forman parte de 5G Barcelona. La participación directa de i2CAT en este hub digital 5G, ofreciendo servicios de apoyo a la tecnología y la innovación en este ámbito del 5G y la movilidad, permitirá llevar a cabo pruebas de concepto en entornos muy cercanos a escenarios reales para poder convertirse en un auténtico lab de 5G abierto al ecosistema de 5G Barcelona”.

En palabras de Víctor Vera, director Empresas Territorial Catalunya en Orange, “para la industria del automóvil este proyecto supone una gran oportunidad ya que permite poder probar las capacidades que ofrecen las redes de última generación como 5G en un entorno real y controlado, como su baja latencia, ancho de banda y gran capacidad para conectar multitud de dispositivos, una serie de cualidades técnicas que sin duda marcarán el futuro de su propia innovación. El objetivo es claro, ayudar a Applus+ IDIADA y, por extensión, al sector a identificar soluciones para los retos que puedan surgir en las comunicaciones móviles en condiciones reales de conducción”.

Presentación del proyecto de red 5G de Applus+IDIADA en el MWC 22 de Barcelona.
Presentación del proyecto de red 5G de Applus+IDIADA en el MWC 22 de Barcelona.

Por su parte, el Departamento de la Vicepresidencia y de Políticas Digitales y Territorio de la Generalitat de Catalunya apoya la iniciativa en el marco de la Estrategia 5G de Catalunya. En palabras del secretario de Políticas Digitales de la Generalitat de Catalunya “la puesta en marcha de este laboratorio 5G para vehículos autónomos y conectados es un gran avance para el impulso de la transformación digital de un sector estratégico para Catalunya como el de la automoción y, a la vez, nos ayudará a potenciar el hub digital catalán generando nuevas ideas de negocio, servicios digitales y empresas vinculadas a tecnologías de futuro como la 5G”.

Una red personalizable con todas las tecnologías de radio

Uno de los principales valores añadidos del proyecto sobre otros entornos de pruebas estriba en tener todas las tecnologías de radio en un solo lugar, en un entorno controlado y con la opción de una personalización avanzada y replicable de la red.

Esto hace posible la generación de un mayor número de escenarios y casos de uso para los nuevos desarrollos de coches autónomos y conectados. Asimismo, permite la pronta identificación y, por tanto, la inmediata corrección y ensayo de las soluciones para los problemas que puedan surgir en las comunicaciones móviles en condiciones reales de conducción (servicios de a bordo, monitorización y mantenimiento de vehículos, funciones remotas, prevención de accidentes, fiabilidad de la autonomía, etc.).

Estas nuevas capacidades facilitarán a la industria del automóvil un entorno real y completamente seguro para testear los servicios de conectividad de los vehículos de última generación que saldrán al mercado en los próximos años. Todo ello, con la posibilidad de poner en práctica gran variedad de ensayos: desde aquellos de conectividad básica, prestaciones, telemática o infotainment del presente hasta pruebas de los futuros coches autónomos.