Santiago Lagóstena, responsable de Desarrollo de Negocio de Aerohive en Exclusive Networks Iberia.
Santiago Lagóstena, responsable de Desarrollo de Negocio de Aerohive en Exclusive Networks Iberia.

Hoy en día, existe una corriente de opinión que sitúa la tecnología Wi-Fi como un servicio sin valor añadido que, siendo obligatorio debido al yugo que el desarrollo tecnológico y la movilidad nos imponen, solo nos acarrea problemas y caídas de la conexión en los momentos más inoportunos.

Nada más lejos de la realidad. La tecnología Wi-Fi no solo no es una commodity como tal, entendiéndose esta como un bien básico intercambiable con otros productos del mismo tipo, sino que, además, tocando las teclas adecuadas, es posible convertir un programa deficitario y sin retorno alguno en un proyecto de inversión, el cual, además, favorecerá el desarrollo y la transformación digital de nuestro negocio.

Para la elección del fabricante de tecnología Wi-Fi habrá que realizar un estudio de optimización entre lo ofrecido en términos puros por la propia tecnología, con un entendimiento profundo de cómo funciona el standard 802.11 y lo planteado como valor añadido: gestión en el cloud, adaptación al machine learning y a la Inteligencia Artificial, securización de la red wireless, resolución de problemas en tiempo real o explotación de analíticas, entre otros.

Precisamente y de cara a obtener un mayor valor, es recomendable optar por una consola capaz de unificar la gestión de todas las redes de acceso desde cloud, tanto wired como wireless o, si se trata de machine learning e IA, integrar funcionalidades como Autopilote, que, además de predecir errores y proponer soluciones, los resuelve automáticamente, ayudando a que la gestión sea cada vez más proactiva. Asimismo, el Onboarding de dispositivos, tanto corporativos como personales o de invitados, así como, la autogestión y autocategorización de todos estos elementos, muy orientado al IoT, multiplicará las ventajas.

Es recomendable optar por una consola capaz de unificar la gestión de todas las redes de acceso

En términos de securización destacan protocolos de autenticación, como Private Pre-Shared Key (PPSK) muy orientado a invitados, BYOD e IoT; soluciones que segmentan la red sin necesidad de utilizar VLANs, mediante Private Client Group (PCG); e, incluso, un chip TPM que, a nivel físico, encripta las credenciales y claves de red a fin de que si el Punto de Acceso es atacado, perdido o robado, continúe siendo seguro.

Wi-Fi empresarial a ritmo de fast-food

En un intento de acerca al lector a la opinión que en este artículo se defiende, se detallan a continuación los aspectos más destacados de un caso de éxito liderado por una conocida franquicia de comida rápida. Dicho proyecto Wi-Fi basado en la explotación de analíticas, no solo atañe al departamento de IT, también involucra a las áreas de Marketing, desarrollo de Negocio y transformación Digital.

Considerar la tecnología Wi-Fi como una commodity es una imprudencia

El tiempo de espera en cola es uno de los principales inconvenientes para los clientes a la hora de visitar un restaurante de comida rápida. A fin de reducir ese intervalo y de paso minimizar el número de recursos destinados por franja horaria, esta empresa de restauración optó por implantar una solución Wi-Fi, gestionable en cloud y con alta escalabilidad, para así poder extender el servicio al resto de locales que la empresa tiene repartidos por todo el territorio nacional. Dicha herramienta de conectividad debía permitir, además, una reducción del OPEX, debido al alto número de puntos de accesos a gestionar, y un mejor CAPEX, un factor que cumple al incluir el plano de control en el Punto de Acceso, lo que elimina la necesidad de desplegar pesadas y costosas controladoras.

Tras la implantación de esta solución Wi-Fi empresarial dicha franquicia ha conseguido:
1.    Ofrecer una Wi-Fi de calidad tanto a sus clientes como a sus empleados.
2.    Reducir la perdida de negocio debido al elevado tiempo de espera.
3.    Gestionar todas sus franquicias mediante una consola de gestión cloud unificada.
4.    Reducir el CAPEX porque la arquitectura elimina controladoras y su licenciamiento.
5.    Minimizar el OPEX tanto de instalación como de mantenimiento.

Una vez expuesta la exitosa resolución de este ejemplo práctico mediante la implantación de soluciones Wi-Fi empresariales, no hay duda de que considerar la tecnología Wi-Fi como una commodity es una imprudencia. Realmente, a la hora de afrontar el diseño de uno de estos proyectos, utilizar una visión global de negocio y estudiar si las necesidades IT de la empresa y las de otros departamentos pueden converger, ayudará a decidir en consecuencia.

Por otro lado, acercar estas ideas a los departamentos de Marketing o de estrategia Comercial puede ser el primer paso para lograr que un presupuesto destinado a gasto se convierta en una inversión, facilitando, así, su aceptación.