José Carlos García, ingeniero de preventa de Extreme Networks.
José Carlos García, ingeniero de preventa de Extreme Networks.

El pasado mes de abril, la Comisión Federal de Comunicaciones (FCC) estableció los estándares para Wi-Fi 6E, una extensión o mejora del estándar 802.11ax de Wi-Fi que permitirá utilizar la nueva banda de 6 Ghz liberadarecientemente para para este uso. A finales de mayo, el fabricante de chipsets Qualcomm ha anunciado el lanzamiento de sus primeros chips Wi-Fi 6E, y que ofrecerán potencialmente velocidades de hasta 3.6 Gbps.

Pero, ¿qué es exactamente Wi-Fi6E y que ventajas aporta? Como he mencionado, no se trata de un nuevo estándar sino de una evolución del actual estándar 802.11ax. La principal novedad es que permitirá utilizar la banda de 6GHz, lo que habilitará un mayor número de canales disponibles y esto hará que se pueda hacer una gestión mucho más eficiente del espectro RF, menos interferencias y más canales con los que jugar, lo que se traducirá en un mayor rendimiento y fiabilidad de la red.

Esta evolución tecnológica viene a cubrir una necesidad real.Hay diversos escenarios de uso que son tremendamente exigentes con la red Wi-Fi, ya sea por las necesidades de capacidad de los servicios y aplicaciones que se utilizan o bien por ser escenarios con una muy alta densidad de usuarios. En ambos casos, el estándar actual, usando las bandas de 2.4 y 5 GHz, presenta limitaciones.

El estándar actual, usando las bandas de 2.4 y 5 GHz, presenta limitaciones

Un ejemplo del primer escenario sería aquel en que se utilizan aplicaciones y servicios en tiempo real que exigen muy baja latencia, como realidad virtual y aumentada, aplicaciones de gaming/eSports, así como entornos corporativos en los que hay un uso intensivo de aplicaciones “cloud” vía dispositivos móviles.El segundo escenario sería la creciente demanda de Wi-Fi en entornos con gran número de usuarios concurrentes, y que van desde grandes recintos de eventos, como estadios o centros de convenciones, hasta aeropuertos o estaciones de ferrocarril.

Wi-Fi6E da respuesta a las necesidades de conectividad en este tipo de entornos no sólo por disponer de una banda ampliada, sino porque permite hacer un uso más eficiente del espectro. El uso de la banda de 6GHz va a permitir sobre todo optimizar y sacar más partido al espectro. Así, en el primer caso mencionado anteriormente, en el que se requieren conexiones de baja latencia, Wi-Fi6E nos va a permitir contar con canales descongestionados, más limpios, donde no vamos a encontrarnos con dispositivos de tecnologías anteriores que nos consuman espectro de forma ineficiente. Por otro lado, la posibilidad de contar con canales de hasta 160 MHz, gracias a la agregación de canales, permitirá crear conexiones de alto rendimiento para este tipo de aplicaciones.

En el caso de recintos de alta densidad de usuarios, la principal ventaja, aparte de un espectro más limpio, es que contamos con muchos más canales a nuestra disposición para planificar la red y evitar solapamiento e interferencias, por ejemplo, en un estadio deportivo donde se van a instalar cientos de puntos de acceso, o edificios de oficinas “multitenant” con gran cantidad de usuarios móviles utilizando aplicaciones “cloud”.

Nuevo escenario para Wi-Fi6E: enlaces de backhaul para redes móviles

Por último, mencionar un escenario que hasta ahora ha estado vetado a la tecnología Wi-Fi: los enlaces de “backhaul” para redes móviles. Wi-Fi6Epermitirá desplegar conexiones con las prestaciones requeridas, pero a un menor coste, al ser la tecnología Wi-Fi más económica que otras utilizadas para este uso.