Las empresas están adoptando la transformación digital para abarcar un aumento en la productividad y permitir a los negocios un crecimiento rápido. Un componente clave de la transformación digital es pasar la infraestructura o los servicios a la nube, lo que permite a las empresas empezar inmediatamente. “Las empresas deben alterar sus arquitecturas WAN para apoyar las nuevas iniciativas empresariales digitales y la adopción de servicios de nube pública, que tienen una previsión de crecimiento de un 86 % entre 2014 y 2018. Con la migración de nube, se dirige el tráfico de las subsidiarias a la nube, lo que disminuye el rendimiento de la aplicación. El retorno del tráfico de nube no solo puede aumentar la latencia sino también ocasionar problemas de seguridad. Según Gartner, “los productos WAN definidos por software (SD-WAN) incorporan ahora seguridad de perímetro de Internet, pero más del 90 % de los proveedores de SD-WAN no son proveedores de seguridad tradicionales, lo que hace que los clientes se cuestionen si pueden depender únicamente de la seguridad”. Gartner recomienda “elegir proveedores de SD-WAN que puedan demostrar una autenticación, autorización y control de acceso sólidos de controladores de dispositivos”.