El ransomware (cuando un intruso de manera furtiva encripta sus archivos y exige un pago para desencriptarlos o desbloquearlos) puede ser catastrófico para las organizaciones. La pérdida de sus datos y el impacto monetario no son las únicas preocupaciones; en muchos casos, el ataque provoca la suspensión completa de la actividad de la empresa durante días y hace que esta se convierta en el centro de la atención pública por motivos negativos.

Aprenda aquí cómo protege SafeMode los datos críticos, a partir de dos ejemplos prácticos de ataques posibles, que parten de la idea de que un atacante ha conseguido los derechos de administración de un FlashArray.