Se pronostica que para 2030 la tecnología 5G contribuirá con 700.000 millones de dólares a la economía global con una tasa de crecimiento anual compuesta del 20%. Se trata de un avance revolucionario que acelerará el crecimiento de la industria de las telecomunicaciones y redefinirá a su vez una gran cantidad de sectores industriales, de entretenimiento y de TI.

Su llegada es inminente. Tanto Estados Unidos como Corea del Sur ya lanzaron redes comerciales de esta generación en abril de 2019. Más de 260.000 usuarios en Corea del Sur se han inscrito al servicio 5G en 85 ciudades. Más de la mitad de los operadores de telecomunicaciones, incluidos los de China, Japón y Europa, aceleraron el despliegue de estas redes y avanzaron su lanzamiento comercial para 2019 o 2020. Solo China espera que el 5,8% de su crecimiento del PIB se derive directamente de dicha tecnología para 2030.

Sin embargo, la pregunta clave para todos los líderes empresariales y responsables de innovación empresarial es cómo beneficiarse directamente de la oportunidad de mercado masivo que supone este avance. Para responder a esta cuestión, IDTechEx identifica que 5G brindará oportunidades en cuatro aspectos y llegará al mercado en tres etapas.

Infraestructura, dispositivos, servicios y aplicaciones verticales serán las olas de inversión en 5G.
Infraestructura, dispositivos, servicios y aplicaciones verticales serán las olas de inversión en 5G.

Oportunidades de mercado inminentes: Infraestructura

La primera ola de inversión en 5G es el despliegue de infraestructura. Los Estados Unidos y Corea del Sur gastaron 41.000 millones de dólares, mientras que el gasto de capital global en 5G fue de alrededor de 161.000 millones de dólares en 2018. Con el despliegue a nivel nacional este año, es probable que Corea del Sur, los Estados Unidos, China y Japón aumenten el gasto de capital en infraestructura 5G. Los operadores de telefonía móvil e Internet en China han anunciado que planean gastar 34.000 millones de yenes en 5G en 2019. Durante los próximos 10 años, los operadores de telecomunicaciones globales invertirán de 1.2 billones a 1.5 billones de dólares en despliegues de estas redes, la mayoría de los cuales serán para sub-6GHz 5G.

Las empresas que representan la mayor parte de estas inversiones en infraestructura incluyen pesos pesados ??como Ericsson, Nokia y Huawei. El proveedor más grande, con una participación de mercado global del 28%, Huawei, ha firmado más de 40 contratos comerciales 5G y ya ha enviado más de 70.000 estaciones base. Sin embargo, la competencia futura aún no está clara, ya que el gobierno de EE. UU. aumenta la presión sobre muchos países para prohibir que Huawei suministre equipos para redes 5G. Por otra parte, el CEO de Ericsson señaló que la compañía ha ganado aproximadamente el 50% de los contratos 5G del mundo hasta ahora, mientras que Nokia cuenta con más de 20 acuerdos y lanzó más de 100 pruebas con partners de Corea, Japón, Estados Unidos, Australia y más. Samsung ya se ha movido para mejorar su posición y domina las implementaciones 5G de Corea del Sur con más de 53.000 estaciones base instaladas.

La implementación masiva de 5G abre un nuevo y creciente mercado de materiales y componentes que son esenciales para estas tecnologías (como los requisitos de mayor frecuencia y MIMO masivo). Las compañías que desarrollen soluciones innovadoras para módulos front-end de radiofrecuencia (filtro, amplificador de potencia y más), antenas activas, transceptores ópticos, fibras ópticas, gestión térmica y células pequeñas se beneficiarán del rápido crecimiento en esta área.

Oportunidades de la llegada de 5G
Oportunidades de la llegada de 5G

 
Próximas oportunidades: equipos de usuario

La segunda ola de inversión 5G comprenderá un nuevo equipo de usuario 5G. A fines de abril de 2019, se habían anunciado 48 dispositivos 5G de 26 proveedores, muchos de los cuales son teléfonos inteligentes. Estos smartphones alcanzarán los mercados globales en 2019, con la misión de rescatar un mercado móvil global en declive. Los pioneros en este ámbito son el Samsung S10 5G, elHuawei Mate Xy el Motorola 5G moto mod y otros terminales de LG, Xiaomi, VIVO, OPPO y OnePlus. Con el acuerdo de eliminar todos los litigios con Qualcomm, es probable que Apple también lance su iPhone 5G pronto. Se espera que el precio promedio de un teléfono inteligente 5G en 2019 oscile entre los 1.000 a los 1.500 de dólares, pero se reducirá significativamente en 2020.

Un componente clave para los móviles de Quinta Generación es el conjunto de chips de banda base 5G, a menudo denominado módem 5G. La mayor parte de la primera ola de dispositivos comerciales utiliza el sistema Qualcomm Snapdragon 855 en chip(SOC) con un módem Snapdragon X50. El nuevo módem, Snapdragon X55, se encuentra en la etapa de muestreo, y se espera que los productos que utilizan este chip comiencen a principios de 2020.

Por otro lado, Huawei ha desarrollado su propio chipset 5G, Kirin 980 (SoC) con módem Balong 5000, pero no ofrece el chipset a otras compañías. De manera similar, Samsung ha equipado algunos de sus móviles para el mercado de Corea del Sur con su Exynos 5100, pero seguirá utilizando el chipset Qualcomm para los Estados Unidos. Intel ha intentado ingresar al mercado de chipsets 5G sin éxito. En abril de 2019, abandonó los planes de lanzar módems para smartphones 5G después de llegar a la conclusión de que no hay beneficios que se puedan obtener del negocio.

Además, el mercado de equipos para las instalaciones del cliente (CPE) está configurado para ofrecer servicios de banda ancha económicamente viables a hogares y pequeñas y medianas empresas, además de sus ofertas de banda ancha móvil existente. Cada vez más, los dispositivos como las gafas de realidad aumentada y virtual, los televisores 8K y los wearables se integrarán con 5G, lo que creará un crecimiento significativo en el mercado de la tecnología que se espera que supere los cientos de miles de millones de dólares estadounidenses para 2025.

Oportunidades dominantes: servicios y aplicaciones verticales

El éxito de 5G se derivará de las oportunidades de mercado que presenta. 5G permite la posibilidad de vincular varios servicios inalámbricos a una red móvil universal. Diversas aplicaciones verticales crearán un nuevo mundo de productos tecnológicos. El potencial de crecimiento no tiene precedentes. Sectores como automoción (unidad autónoma, sistemas de entretenimiento en el automóvil), industria 4.0 (robots y drones controlados a distancia, máquinas inteligentes), experiencias multimedia (5G TV, juegos en la nube) y atención médica (diagnóstico y cirugía remotos, digital salud) están listos para ser influenciados por esta tecnología.

Estos sectores de servicios contribuirán con el 60% de los ingresos para la tecnología 5G en 2030. Sin embargo, estas aplicaciones verticales tardarán años en adoptar la tecnología, ya que la búsqueda de un modelo de negocio sostenible continúa.

Como resumen, la consultora indica que 5G representa uno de los mercados emergentes más grandes en los próximos 10 años. Los proveedores de soluciones, incluidos los equipos de red y de usuario, se beneficiarán del despliegue masivo de redes 5G. La demanda de dispositivos y servicios de otras aplicaciones verticales se convertirá en los principales impulsores en 7-10 años liderados por la automoción, la automatización industrial y la atención médica.