Indra y HCL ofrecerán IoT de gestión activa de redes a las utilities en Norteamérica.
Indra y HCL ofrecerán IoT de gestión activa de redes a las utilities en Norteamérica.

La consultora tecnológica española Indra y HCL IoT WoRKS, filial de HCL Technologies, proveedor de servicios tecnológicos, han anunciado una alianza para comercializar en el mercado de utilities norteamericano InGRID Active Grid Management (AGM), la plataforma Internet of Things (IoT) de monitorización y control de red desarrollada por Indra con tecnología Intel para facilitar una operación dinámica, proactiva, distribuida e inteligente de las redes eléctricas. La solución abre la puerta al consumidor para gestionar su uso de energía y participar activamente en nuevos modelos de negocio que mejoren la fiabilidad, eficiencia y sostenibilidad del sistema eléctrico.

A través del acuerdo, HCL IoT Works ofrecerá la Plataforma InGRID AGM a las empresas del sector en Estados Unidos y Canadá, así como los servicios de integración, y la mostrará en sus IoT COLLABS (laboratorios de innovación en Internet of Things) de las ciudades norteamericanas de Washington y Redmond y en el de Noida (India). Por su parte, Indra aportará la solución y los expertos necesarios para la ejecución de los proyectos.

La alianza ha sido anunciada en el marco de DistribuTECH 2018, la exposición mundial más relevante sobre tecnología para el sector de las utilities, que se celebró la pasada semana en San Antonio (Texas). Indra exhibió durante este evento su plataforma en un espacio propio del stand de Intel, que ha certificado InGRID AGM como Market Ready Solution (MRS), lo que supone, además, su inclusión en el portfolio de soluciones de la compañía.

InGRID AGM facilita la monitorización y control directo con una visión integral de las redes de media y baja tensión así como la integración eficiente de los sistemas de autoconsumo de los clientes y los recursos energéticos distribuidos, como la generación renovable, almacenamiento de energía, plantas de generación virtuales o vehículo eléctrico. Permite así que generadores, operadores y consumidores intercambien servicios en tiempo real, de forma que se equilibre automáticamente la generación y la demanda de manera más eficiente, reduciendo los costes generales del sistema eléctrico y mejorando su fiabilidad.

La solución está basada en una arquitectura distribuida que permite al cliente final automatizar los criterios de gestión de sus consumos y generación de forma coordinada con los operadores y agregadores de demanda, como las comercializadoras, a través de servicios y precios de mercado. Esta misma inteligencia facilita la reacción automática de la red ante riesgos como interrupción del servicio o desequilibrios entre la oferta y la demanda, así como coordinar la respuesta con los clientes finales y operadores.

Por su parte, la aplicación de tecnologías IoT permite a las utilities reducir el coste de automatización de la red de distribución y soportar nuevos servicios asociados a la innovación y disrupción que se está produciendo en el ámbito de los recursos energéticos distribuidos, incluida la movilidad eléctrica.

InGRID (AGM) cuenta con pilotos en varias utilities de Europa, Latinoamérica, Asia y Oceanía.