Eurona ha lanzado una nueva solución vía satélite para proporcionar servicios de Internet de las Cosas (IoT) en los lugares más remotos basada en la

Este servicio es el primer sistema de comunicaciones IoT en banda Ka en España. A través de la capacidad que Hispasat ofrece en esta banda de frecuencias, los usuarios de la operadora española podrán disponer así de una conectividad rápida y sencilla en cualquier lugar, además de otros servicios de voz (Push to talk) y datos.

En concreto, la solución de Smartellite del proveedor tecnológico Hisky conecta en tiempo real los diferentes sensores ubicados por el territorio con la red satelital. De esta forma, esta tecnología se adapta a los nuevos tiempos y revoluciona los servicios de comunicación por satélite, haciéndolos accesibles y asequibles.

La tecnología Hisky cuenta con tres tipos de dispositivos en función de su aplicación. Puede ser un terminal fijo, que cabe en la palma de la mano, y que podrá instalarse en plantas renovables, torres de electricidad, fincas agroganaderas o incluso en presas para la gestión de los recursos hídricos. También cuenta con un terminal estático que hará posibles las comunicaciones críticas personales; como actividades de localización y rescate para deportes y actividades de riesgo. Asimismo, Eurona, Hispasat y Hisky trabajan en el desarrollo de una solución móvil que podrá utilizarse próximamente en servicios en movilidad (coches, barcos, etc).

Eurona lleva IoT a lugares remotos con Hisky.
Eurona lleva IoT a lugares remotos con Hisky.

Eurona amplía el portfolio de sus clientes B2B

De esta forma, Eurona amplía su portfolio de productos y servicios y hace reales aplicaciones como la monitorización ambiental, el control de invernaderos, la monitorización del ganado o el control de maquinaria en el sector SmartAgro.

Asimismo, permite la monitorización de contadores o incluso el telecontrol de la red de distribución y de generación eléctrica en el sector energético. Por su parte, también posibilita el control de mercancías, la conexión de cajeros automáticos y puntos de venta desasistidos, la detección de incendios, la gestión de recursos hídricos o el control de inundaciones, entre otras acciones.

Según Fernando Ojeda, CEO de Eurona, “la incorporación de esta tecnología se enmarca en nuestra apuesta por la innovación en el sector de las telecomunicaciones y responde a nuestra filosofía original y a nuestro objetivo de conectar las zonas remotas con soluciones de última generación, adaptadas al contexto actual de transformación tecnológica”.