Sateliot se ha hecho con la autorización provisional del Ministerio de Asuntos Económicos y Transformación Digital (Mineco) necesaria para iniciar sus servicios de 5G-IoT.

Esta autorización permite que los diferentes terminales terrestres ubicados en distintos puntos de la geografía peninsular puedan conectarse con la señal ofrecida por el satélite que la compañía lanzó al espacio el pasado mes de marzo a bordo del cohete Soyuz.

De esta forma, la compañía ya tiene todo a su favor para llevar adelante el objetivo principal de la misión: iniciar la fase de prueba de su tecnología en entornos reales con entidades con las que mantiene acuerdos de colaboración, como su partner Alén Space, con el que ha desarrollado la carga útil del satélite, o el Institut d’Estudis Espacials de Catalunya (IEEC), con quien trabajará en diferentes casos de uso, así como con otros organismos estratégicos que se sumen a este proyecto de I+D sin precedentes.

Sateliot obtiene la autorización del Mineco para sus servicios 5G-IoT.
Sateliot obtiene la autorización del Mineco para sus servicios 5G-IoT.

Los resultados de estas pruebas técnicas a lo largo de los próximos meses proporcionarán a Sateliot información muy útil de cara a la evolución y al diseño integral de su constelación de nanosatélites que está previsto que comience a ofrecer servicio comercial en 2023.

La autorización provisional para el uso del recurso órbita espectro concedido por el Ministerio refiere a la banda de frecuencia UHF, que será la utilizada por la compañía para las primeras pruebas.

Los recursos órbita-espectro son recursos limitados que adjudica la Unión Internacional de Telecomunicaciones (UIT) a las administraciones nacionales. Los operadores satelitales como Sateliot deben primero solicitar este recurso a través de una administración y después una licencia en cada país donde quieran operar para que sus satélites tengan el derecho de transmitir.

Así, tras obtener la autorización provisional del Ministerio, la compañía ya ha iniciado gestiones para obtener las licencias pertinentes en Estados Unidos, Francia y Brasil, como primeros pasos para la ejecución de pruebas y demostración de casos de uso a nivel global.

Según Jaume Sanpera, CEO de Sateliot, “la autorización que hemos recibido por parte del Ministerio permite a nuestro proyecto comenzar la fase de pruebas, que empezará a materializarse en las próximas semanas en territorio español y se extenderá por el resto del mundo en los próximos meses hasta alcanzar su pleno desarrollo y explotación comercial en 2023”.