Orange ayuda a mantener la cadena de frío de la flota de RDA con IoT
Orange ayuda a mantener la cadena de frío de la flota de RDA con IoT

La solución de Internet de las Cosas para la gestión de la cadena de frío desarrollada por Orange para RDA se basa en la monitorización de variables críticas durante el transporte de mercancía de temperatura controlada. Adicionalmente al registro de la temperatura, el sistema reporta la geolocalización y otros parámetros relevantes durante el transporte como la humedad y la detección de golpes/manipulación de mercancía.

El principal valor que ofrece la solución de Orange, desarrollada junto a su partner Accent Systems, redunda en un mayor control de la cadena de suministro, así como el exigente cumplimiento normativo del transporte en la industria farmacéutica. De igual forma y en base a la experiencia adquirida en proyectos y clientes se han observado otros beneficios como un absoluto control de la cadena de frío para el cumplimiento de las GDPs (certificaciones de buenas prácticas de distribución), además del estado y posición de cada paquete en tiempo real gracias a la monitorización online.

A través de la red IoT dedicada (LTE-M), la plataforma de Orange, capaz de integrarse con los principales sistemas del cliente, consolida toda la información y, además, mediante una aplicación, ofrece un panel de control en tiempo real para el análisis y la optimización del negocio. Todo ello con las certificaciones y exigencias de calibración que marca la regulación en los distintos segmentos de actuación: distribución farmacéutica, transporte de medicamentos y vacunas.

 

Mejora de rutas y ahorro de costes

Juan Reyero, director de Marketing Empresas de Orange, considera que “gracias a la tecnología IoT podemos ofrecer a nuestros clientes como RDA una solución que garantiza la trazabilidad de sus productos asegurando su calidad en todo momento y potenciando la eficiencia operativa en la cadena de suministro con el cumplimiento de los plazos de entrega, control en tiempo real de la flota a nivel de geoposición y temperatura”.

Por su parte, Oriol Salvadó, responsable el producto Farma de RDA, señala que “nuestros clientes nos demandaban información más precisa e inmediata y la solución planteada por Orange se ajustaba a nuestros requisitos funcionales e incluso incluía otros aplicativos adicionales que nos permitían extender el alcance del proyecto no solo a los vehículos de la flota sino también a nivel de la mercancía (palets, cajas, cubetas…)”.

“La solución de Orange -añade- emplea diversos métodos de geolocalización como GPS, WiFi o Cell ID que nos permite de forma inteligente prolongar la duración de batería del dispositivo. Asimismo, somos capaces de visualizar la temperatura en intervalos configurables dependiendo de los distintos servicios/rutas que ofrecemos y monitorizar otras variables como impactos u otros eventos críticos durante el transporte y con una integración muy sencilla mediante APIs”.

A través de la red LTE-M desplegada por Orange, RDA dispone de una solución de conectividad IoT dedicada que permite aumentar los ciclos de carga y extender la cobertura en todo el ciclo logístico.

 

La importancia de la cadena de frío

La cadena de frío es la parte de la cadena de suministro que hace referencia al transporte, almacenamiento y distribución de mercancía en condiciones de temperatura controlada. Su gestión de manera integral constituye uno de los principales retos tecnológicos de las compañías que intervienen en el ciclo logístico, ya que garantizará la calidad de la mercancía en los puntos de entrega, así como el cumplimiento con la regulación vigente en este ámbito.

Tradicionalmente los sistemas de control de temperatura, tanto en instalaciones fijas como durante el transporte (cámaras frigoríficas, arcones, unidades de frío, termógrafos, etc.) no ofrecen información en tiempo real y, si la ofrecen, lo hacen con sistemas poco flexibles y en ocasiones con escasa granularidad del dato (medidas a nivel de habitáculo y no tanto a nivel de bulto). Esto se traduce en falta de visibilidad de los activos logísticos que impide anticipar ineficiencias en el proceso con su consiguiente impacto negativo en la relación con los clientes finales.

Orange pone a disposición de las empresas una solución robusta y de sencilla implantación para la gestión de la cadena de frío, un factor crítico para muchas industrias, diseñando y adaptándose a las necesidades de cada cliente.