Nadia Calviño en DigitalES 2020.
Nadia Calviño en DigitalES 2020.

El Gobierno está preparando un terreno de juego justo para las telco. Al menos eso es lo que ha dicho la vicepresidente tercera y ministra de Asuntos Económicos y Transformación Digital, Nadia Calviño, durante su comparecencia en DigitalES Summit 2020. En su conversación con Miguel Jiménez, subdirector de El País, ha defendido un ‘level playing field’, aunque ha reconocido los condicionantes que suponen el marco normativo que viene determinado por la Unión Europea. En este sentido, ha adelantado que próximamente sacarán a audiencia pública el texto del proyecto de Ley de Telecomunicaciones, en el que “uno de los elementos más importantes es precisamente que vamos a empezar a regular y por tanto, a tratar de tratar de una manera equitativa a los nuevos operadores que están presentes en este ámbito, que no son los operadores tradicionales de telecomunicaciones, dando un paso adelante en este terreno de juego equilibrado para las distintas tecnologías”.

"Próximamente sacarán a audiencia pública el texto del proyecto de Ley de Telecomunicaciones"

Asimismo, ha afirmado que este ‘level playing field’ se va a garantizar en la Ley de Comunicación Audiovisual, tratando de alinear al máximo posible dentro de la normativa comunitaria las exigencias de las distintas plataformas, “teniendo en cuenta que el marco no es totalmente homogéneo para aquellos operadores tradicionales, digamos, y esas nuevas formas de comunicación que cada día tienen más auge”.

Un gran paso para la digitalización

Calviño ha reconocido que es colaboración público-privada es indispensable para poner en marcha la agenda de transformación digital que nuestro país necesita. “Son necesarias inversiones públicas, pero más cuantiosas aún las inversiones privadas que se van a afrontar en los próximos años para un cambio que sí, antes era necesario, ahora es urgente”.

Ha recordado, en este sentido, el avance que supone la reciente presentación de la Agenda España Digital 2025y ha asegurado que se seguirá contado con “la colaboración estrecha de todo el sector para poder acertar con nuestras decisiones, empezando por un Consejo Consultivo de Transformación Digital que espero podamos convocar en las próximas semanas”.

“La digitalización y la transición ecológica son las grandes palancas de nuestro país”

Por otra parte, sobre los fondos europeos que recibirá España y las áreas dentro del ámbito de la digitalización en las que se pueden canalizar, Calviño ha recordado que dentro de la citada Agenda Digital hay ejes básicos como la conectividad, el despliegue del 5G, la ciberseguridad, la capacitación digital del conjunto de la población, la digitalización de las pymes, el desarrollo de la economía del dato y la inteligencia artificial y también los derechos digitales.

Plan de conectividad

La ministra ha desvelado que están trabajando en un plan de conectividad que dé un paso adelante en lo que ya es un punto de partida extraordinario: España tiene una de las redes más densas y extensas de fibra óptica de Europa, por delante de otros países del viejo continente. Queremos seguir avanzando en esta dirección con un triple objetivo para esta conectividad: que sea palanca de crecimiento y prosperidad económica, palanca para cerrar las brechas sociales y territoriales; y base para la Innovación y Desarrollo de nuevas tecnologías y “de esta nueva revolución digital en la que queremos tomar un papel de liderazgo”.

Para lograr estas ambiciones, el Gobierno se apoyará en el Plan PEBA, “un instrumento fundamental para que nuestro país esté en una posición de ventaja en lo que respecta a conectividad”. Calviño ha subrayado que este mismo año han lanzado la licitación del PEBA para precisamente llegar a ese último kilómetro, a esos que no tenían conectividad de 100Mbps, territorios rurales. “Estas infraestructuras son cada vez más precisas para la integración social, para el acceso a los servicios públicos, para la integración económica de los ciudadanos”, ha afirmado la ministra.

Para Calviño, las inversiones que se han hecho durante décadas en fibra óptica suponen una ventaja competitiva para España, como se ha demostrado durante el confinamiento. Esta red, ha dicho, nos permitirá “poner en marcha una serie de proyectos tractores para la digitalización” en sectores como el agroalimentario, el turismo, el comercio y el sector de la automoción, y ofrece una “base privilegiada” para afrontar la llegada de la tecnología 5G “en la que España quiere estar también en la vanguardia”.

Calendario para 5G

Preguntada por si “cogeremos el tren a tiempo del 5G”, la responsable de Transformación Digital del Gobierno ha asegurado que sí y que la determinación del Ejecutivo es “seguir con el calendario que teníamos previsto durante el año pasado”.

Ha recordado que ya se ha iniciado el proceso del segundo dividendo digital. “Este año seguimos con el calendario de liberación del espectro correspondiente. Es muy buena noticia que los operadores que están presentes en nuestro país hayan decidido dar el salto y empezar a ofrecer 5G ya en el año 2020 y seguiremos con este calendario para poder desplegar la tecnología lo antes posible”, ha concluido.

Crecimiento por encima del 10%

Durante la entrevista, la ministra ha reconocido que la economía española se está reactivando tras la caída del PIB en el segundo trimestre, “nuestra previsión es crecer por encima del 10% en este tercer trimestre”, ha confesado. En este sentido, ha indicado que el empleo se está recuperando a buen ritmo y que se espera que a finales de este ejercicio haya un equilibrio entre la producción y el trabajo.

También la vicepresidenta se ha pronunciado sobre las negociaciones para una fusión entre CaixaBank y Bankia y ha indicado que el Gobierno, cuando tenga que tomar la decisión oportuna, se va a guiar por los mismos principios que les han guiado durante estos dos años: proteger el interés general concretado en maximizar el valor de la participación pública en Bankia.

Radar COVID

En cuanto a la aplicación Radar Covid, se ha mostrado satisfecha de lo logrado en estos meses y del ritmo de incorporación a la misma de las comunidades autónomas y ha anunciado que una vez que esté implantada en toda España se afrontarán, en torno a la segunda quincena de octubre, pruebas para la interoperabilidad con las app que existen en otros países.

Esto es -ha dicho- particularmente importante en un país, como el nuestro, que recibe tantos turistas, “y por eso hemos querido también estar a la cabeza de este tipo de pruebas para asegurarnos de que cualquier ciudadano europeo puede utilizar su app también cuando esté en España”.

Ha avanzado además que se va a alargar el periodo de control para saber con qué personas se ha tenido un contacto próximo más allá de los últimos 7 días. “Vamos a ver si podemos alargar ese período de control y eso nos va a dar una memoria adicional a la que nosotros podemos tener y facilitar el control de la expansión de la pandemia”, ha añadido.