Hasta el momento, Tele 2 ha vendido su negocio de telefonía fijaen la República Checa y Portugal, esta última a través de la compañía lusa Sonaecom. Con esta operación, Vodafone conseguiría ampliar su oferta, centrada principalmente en la movilidad, para ofrecer servicios de banda ancha fija en sus principales mercados europeos de Alemania, Italia, España y Reino Unido.

Por su parte, el consejero delegado de la filial española de Vodafone, Francisco Román, ya manifestó este año sus intenciones de ofrecer Internet en España, si bien existen distintas fórmulas para hacerlo: mediante la compra de una compañía, desplegando una red propia o revender la oferta de Telefónica.