La Caixa inicia el servicio comercial de pago con móvil NFC (Near Field Communications) en España en lo que supone el mayor lanzamiento de Europa de esta tecnología. Por primera vez, una entidad financiera europea impulsa un sistema de pago con móvil NFC que cuenta con el apoyo de las principales empresas de telecomunicaciones del mercado, así como de Visa Europe.

La Caixa
La Caixa

La Caixa ha creado su sistema de pago con el móvil NFC con el objetivo de ofrecer un servicio que reúne comodidad y facilidad de uso para los clientes, el atractivo de una aplicación móvil que permite reunir todas las tarjetas en el móvil y las máximas garantías de seguridad en el almacenamiento de los datos y la realización de transacciones. Al contar con el apoyo de las tres principales operadoras de telecomunicaciones del país y de Visa Europe, el servicio de pago con móvil tiene capacidad para llegar, desde el primer momento, a un amplio número de usuarios. Y es que Telefónica, Vodafone y Orange suponen, conjuntamente, más del 80% del mercado español de móviles.

La entidad iniciará el servicio el próximo enero, con un lanzamiento entre clientes seleccionados de las tres operadoras que utilicen con frecuencia los pagos con tarjeta contactless. Está previsto que en febrero de 2014, coincidiendo con la celebración del Mobile World Congress, el sistema entre en funcionamiento de forma masiva.

El nuevo servicio de pago con móvil NFC permitirá a los clientes de La Caixa utilizar su móvil como medio de pago para compras en comercios, sin necesidad de añadir stickers externas ni accesorios ajenos a las características del terminal. La transmisión de los datos del móvil a los terminales punto de venta (TPV) de las tiendas se hace mediante la tecnología NFC del propio teléfono.

Gracias al acuerdo de La Caixa con las operadoras, los datos de las tarjetas bancarias están alojadas de forma encriptada y totalmente segura en la SIM NFC. De esta manera, el cliente puede reunir en su móvil todas sus tarjetas de La Caixa, independientemente de la modalidad que estas tengan (débito, crédito, prepago, revolving) y sin costes adicionales.