El culebrón de Gowex sigue dando titulares. Según parece, la compañía falseó las cuentas, así lo ha admitido Jenaro García Martín, fundador de la empresa (en la foto). Tras anunciar la estafa, el directivo ha dimitido y ha convocado concurso de acreedores.

El especialista en Wi-Fi llevaba un ritmo de crecimiento espectacular llegando a alcanzar un valor en Bolsa de 1.400 millones de euros. La firma de análisis Gotham City Research denunció los hechos y la tecnológica española lanzó un comunicado ratificando sus resultados. Sin embargo, en su comparecencia antes los Juzgados, el máximo responsable de Gowex admitió haber falsificado las cuentas de, al menos, los últimos cuatro años para inflar los resultados. Su deuda en 2013 roza los 30 millones de euros, doblando la cifra de 2012.

Jenaro García Martín, fundador de Gowex.
Jenaro García Martín, fundador de Gowex.

"Realizada mi confesión voluntaria en los juzgados. Estoy dispuesto a asumir las consecuencias y colaborar con la justicia. Encaro las cosas", colgaba en su cuenta de Twitter el susodicho, puesto que presentó su dimisión en el consejo celebrado el sábado. Aunque en esa reunión asumiera que las cuentas "de al menos los últimos cuatro años no reflejan su imagen fiel" y se atribuyera "la autoría de esa falsedad", la responsabilidad penal puede hacerse extensiva a otros administradores de la sociedad.

Pero en esta historia, queda en entredicho M&A, la firma que auditó las cuentas en los últimos años, así como el Mercado Alternativo Bursátil (MAB). Además de todos los organismos que prestaron dinero a la experta en Wi-Fi como el Instituto Oficial de Crédito (ICO), el Ministerio de Industria, el Banco Europeo de Inversiones (BEI), el Fondo Europeo de Inversiones y el Centro para el Desarrollo Tecnológico Industrial (CDTI), dependiente del Ministerio de Economía.

Queda por ver, igualmente, qué ocurre con los contratos en vigor y cómo afecta a los inversores que compraron títulos de Gowex.