El P10, el nuevo móvil de gama alta de Huawei, fue una de las estrellas del pasado Mobile World Congress. A partir de ahora empieza a venderse en España. De hecho, para el pistoletazo de salida la compañía china organizó ayer un acto simultáneo en cinco ciudades españolas: Madrid, Barcelona, Sevilla, Bilbao y Valencia.  

El P10, que viene con 5,2 pulgadas de pantalla y que también sale con versión Plus (de 5,5 pulgadas), adquiere así el protagonismo que en otras ocasiones tuvieron los Galaxy de Samsung en la macroferia de las comunicaciones. Además, Huawei afianza así su imagen de marca en el segmento alto de producto, el más prestigioso, pero sobre todo el que deja márgenes más altos a los fabricantes. 

El P10, que también puede ser dual-SIM, llega con precios a partir de 649 euros para el P10 estándar (para la versión de 4 GB de RAM y 64 GB de memoria) y a partir de 699 euros para el Plus (también con 4 GB de RAM y 64 GB de memoria). Con el P10 la compañía ha renovado la alianza con el histórico fabricante de cámaras alemán Leica, que tan buenos resultados le ha dado en la comercialización del P9. 

Así, el P10 tiene un sistema 3D que ayuda a perfilar mejor los rostros en los retratos. En la cámara delantera, de 8 megapíxeles, dispone de un sensor para darle más brillo a las caras en los selfies. Además, esta cámara amplía o reduce el marco en función de la posición y del número de personas que entra en el selfie. Además de la fotografía, Huawei ha cuidado el aspecto exterior del teléfono. En colaboración con Pantone ha introducido colores nuevos (verde y azul). Son tonalidades que se unen a otras como pleteado, grafito o gold. En la parte frontal, y sin llamar mucho la atención, ha colocado el lector de huella digital. Por otro lado, el teléfono tiene un grosor de algo menos de siete milímetros. 

El cuanto al procesador, el P10 está gobernado por un Kirin 960, el SoC más avanzado de Huawei. El sistema operativo es Android, pero con la capa de personalización EMUI 5.1, que es capaz de aprender del comportamiento del usuario y se adelanta a sus demandas. Un ejemplo, el teléfono detecta las aplicaciones más usadas, que son las que carga antes. La baterías son de 3.200 y 3.750 mAh (para el Plus), lo que, según la compañía, le permite una autonomía de hasta dos días con un “uso normal”. También viene con carga rápida. Y es que, según Huawei, los primeros 30 minutos de recarga dan hasta un día de autonomía.