José Luis Sancho, managing director de Accenture Digital España
José Luis Sancho, managing director de Accenture Digital España

El ya oficial nombre de MWC viene a ampliar las puertas de las telecomunicaciones móviles. Las empresas velan sus armas antes del gran acontecimiento que tendrá lugar entre el 25 y el 28, y en el que firmas como Accenture quieren ser jugadoras activas. Por esta razón, la compañía reunió a un grupo de periodistas para exponer su visión de un evento que ha calado en todos los sectores económicos.

Desde el punto de vista de José Luis Sancho, managing director de Accenture Digital España, Portugal, las grandes atracciones de la feria van a ser “el 5G, la inteligencia artificial aplicada y la experiencia del consumidor”. Son temas que afectarán a todo tipo de empresas, independientemente del sector y del tipo de clientes que tengan, ya que se trata de tendencias transversales.

5G, presumiblemente acaparará los focos, de hecho, muchos fabricantes de teléfonos ya han anunciado que desvelarán los detalles de sus terminales en Barcelona. “Aunque para estos fabricantes será una carrera hacia la línea de meta, las conversaciones se centrarán también en si los consumidores necesitan un dispositivo 5G y quién se beneficiará más de esta tecnología, si ellos o las compañías”, explica Sancho

Lo cierto es que esta tecnología es la que va a dar un verdadero impulso a la cuarta revolución industrial. Más que una evolución generacional, el 5G representa una transformación fundamental del papel de la tecnología móvil en la sociedad actual. Se trata de una “red de redes”, que supone una conectividad ágil y móvil adaptada a las necesidades de los consumidores, las empresas y la economía.

5G representa una transformación fundamental del papel de la tecnología móvil en la sociedad actual

En la mayoría de los casos, los negocios tendrán que trasladar sus inversiones en IT hacia el límite de la red, cerca de donde los usuarios están consumiendo los servicios. “La mejor manera que tienen las empresas de telecomunicaciones de generar estos nuevos modelos de negocio es entendiendo primero qué activos y capacidades de red tienen, decidiendo después en qué quieren que se convierta su empresa en el futuro 5G. Así, estarán más preparados para empezar a crear nuevos ejemplos de uso y se moverán hacia la creación de nuevo crecimiento”, recomienda el directivo.

Los casos de uso que empezarán a aparecer partiendo de las posibilidades que el 5G ofrece en diferentes industrias (agricultura, industria, transporte, salud…) crearán expectación en cada una de las salas del MWC, ya que todo el ecosistema digital está empezando a descubrir las posibilidades de este nuevo futuro completamente conectado.

La inteligencia artificial aplicada

Según IDC, en 2018, organizaciones de todo el mundo se gastaron casi 24.000 millones de dólares en sistemas de IA, lo que confirma que ésta ha dejado de ser un concepto comodín informe. Grandes negocios, startups e investigadores académicos han estado experimentando y combinando tecnologías como el machine learning, la visión artificial y el procesamiento del lenguaje natural con advanced analytics y técnicas de automatización. Esto ha creado una superabundancia de aplicaciones y dispositivos inteligentes, muchos de los cuales se exhibirán y serán objeto de debate durante el MWC 2019.

Una de las primeras implicaciones de esta IA más desarrollada es la que se puede aplicar al bien común. Cabe mencionar como ejemplo la reducción del consumo de energía y, con ello, de emisiones de CO2 dañinas para el medio ambiente, a gran escala. Un caso de aplicación que hemos hecho para Metro de Madrid y que se anunciará próximamente. Otros ejemplos tienen que ver con la aplicación de esta tecnología IA y advanced analytics para ayudar en la lucha contra el tráfico ilegal de drogas, que cada vez se mueve más en el entorno online.

Otro impacto de esta tecnología tiene que ver con el lugar de trabajo. En el MWC se verá cómo las personas y las tecnologías inteligentes colaboran en tareas complejas y reducen el riesgo de los empleados. Se espera ver ejemplos de visión artificial y analytics de vídeo aplicados para reducir riesgos de los empleados, capaces de monitorear entornos de trabajo peligrosos y alertar al personal en caso de riesgo. También se podrán ver sistemas basados en la combinación de visión artificial y modelos de clasificación de aprendizaje, que permiten a los técnicos comparar etiquetas impresas o escritas a mano separadas de su componente a través de fotografías hechas con smartphones.

En este sentido, un estudio realizado por Julie Shah, del MIT, demostró que, en contraposición al enfoque tradicional de segregar humanos y máquinas inteligentes, juntarlos reduce los tiempos muertos un 85%. De hecho, la investigación de Shah demostró que los empleados preferían trabajar con asistentes robóticos, y que, a veces, incluso se dirigían a ellos para instrucciones sobre qué hacer a continuación.

Una tercera aplicación está relacionada con la experiencia de compra en el sector del retail. En el MWC se podrá ver cómo las cámaras pueden determinar qué “perfiles de moda” frecuentan una tienda, basándose en la ropa, el género, la edad y el corte de pelo de los clientes. Estos datos se recogen y se analizan para ayudar a los comerciantes a afinar su selección para los clientes. La IA no solo ayuda a guiar el viaje de compra, sino que también ofrece asistencia a los consumidores sobre cómo usar los productos. Por ejemplo, con un tocador que reconoce cuál es el pintalabios o el maquillaje que el cliente tiene que utilizar. Su espejo inteligente identifica la complexión, el color del pelo y el de los ojos, y aconseja sobre cómo utilizar los productos para que la persona se saque el mayor partido (o quizás, recomienda elegir productos alternativos).