La semana pasada, la firma de distribución de música en 'streaming' Spotify presentó una denuncia contra Apple ante la Comisión Europea por competencia desleal, según informó la propia firma en un comunicado. El consejero delegado y fundador de Spotify, ha explicado que la denuncia ante Bruselas se debe a las reglas que aplica Apple en su tienda de aplicaciones. A juicio del ejecutivo, dichas reglas "limitan adrede las opciones y reprimen la innovación a costa de la experiencia de usuario"

En respuesta a estas acusaciones, la firma de la manzana ha lanzado el siguiente comunicado:

“Creemos que la tecnología alcanza su verdadero potencial mediante la creatividad y el ingenio de las personas. Desde que existe nuestra empresa, hemos creado dispositivos, software y servicios para ayudar a artistas, músicos, creadores y visionarios a dar lo mejor de sí mismos.

Hace dieciséis años, lanzamos la iTunes Store con la idea de que debería existir un lugar donde los usuarios pidieran comprar y descubrir música excelente, con confianza, y donde los creadores recibieran un trato justo. El resultado revolucionó la industria musical, y nuestro amor por la música y las personas que la hacen posible es un valor fundamental de Apple.

Hace once años, la App Store llevó la misma pasión por la creatividad a las apps móviles. En la década posterior, la App Store ha ayudado a crear muchos millones de empleos, ha generado más de 120.000 millones de dólares para los desarrolladores y ha creado nuevos sectores a través de empresas que comenzaron y se desarrollaron completamente en el ecosistema de la App Store.

En esencia, la App Store es una plataforma segura donde los usuarios pueden confiar en las apps que descubren y las transacciones que realizan. Y los desarrolladores, desde ingenieros primerizos hasta grandes empresas, pueden estar seguros de que las reglas son las mismas para todos.

Y así es como debe ser. Queremos que las empresas de apps prosperen, incluidas las que compiten con algún aspecto de nuestro negocio, porque nos ayudan a ser mejores.

Lo que quiere Spotify es algo muy diferente. Después de usar la App Store durante años para hacer crecer su negocio de manera considerable, su objetivo es mantener todas las ventajas del ecosistema de esta plataforma, incluidos los sustanciales beneficios que obtienen de los clientes de esta central, sin hacer ninguna contribución a este mercado. Al mismo tiempo, distribuye la música que tanto gusta a los clientes haciendo contribuciones cada vez más pequeñas a los artistas, músicos y compositores. Incluso ha llegado al extremo de llevarlos a los tribunales.

Apple responde a las acusaciones de Spotify
Apple responde a las acusaciones de Spotify

Spotify tiene todo el derecho a definir su propio modelo de negocio, pero sentimos la obligación de responder cuando Spotify oculta sus motivaciones financieras mediante una retórica engañosa acerca de quiénes somos, qué hemos creado y qué hacemos para apoyar a los desarrolladores, músicos, compositores y creadores independientes de todos los ámbitos.

Por eso queremos aclarar varias cosas:

Spotify afirma que estamos bloqueando su acceso a productos y actualizaciones en su app.

Dejemos esto muy claro. Hemos aprobado y distribuido casi 200 actualizaciones de apps en nombre de Spotify, lo que ha resultado en más de 300 millones de copias descargadas de la app Spotify. Solo hemos hecho excepciones cuando las actualizaciones incluyen métodos mediante los cuales Spotify pretende eludir las reglas que siguen las demás apps.

Hemos colaborado con Spotify en muchas ocasiones para ayudarlos a ofrecer su servicio en más dispositivos y plataformas:

- Cuando nos hemos puesto en contacto con Spotify para hablar de la compatibilidad con Siri y AirPlay 2, nos han dicho que están trabajando en ello, y les hemos ofrecido todo nuestro apoyo.

- Spotify está totalmente integrado en plataformas como CarPlay, y tiene acceso a las mismas herramientas y recursos de desarrollo de apps que los demás desarrolladores.

- Estamos especialmente sorprendidos por las declaraciones de Spotify en lo referente al Apple Watch. Cuando Spotify nos envió su app para el Apple Watch en septiembre de 2018, la revisamos y aprobamos siguiendo el mismo método y a la misma velocidad que cualquier otra app. De hecho, la app de Spotify para el Apple Watch es ahora mismo la número uno de la categoría de música para este dispositivo.

Spotify es libre de crear apps para nuestros productos y plataformas, y también para competir con ellos. Es más, esperamos que siga siendo así.

Spotify quiere todas las ventajas de una app gratuita sin serlo.

Apple no cobra nada por descargar o usar el 84 % de las apps que hay en la App Store. Eso no es discriminación, tal y como dice Spotify, sino cuestión de diseño:

- Apple no cobra por las apps gratuitas.

- Apple no cobra por las apps que obtienen beneficios exclusivamente de la publicidad, como es el caso de muchos juegos gratuitos.

- Apple no cobra por las transacciones que realizan los clientes cuando inician sesión o compran contenidos digitales fuera de las apps.

- Apple no cobra por las apps que venden bienes físicos, entre las que se incluyen las de transporte y entrega de comida a domicilio.

Apple cobra únicamente por los bienes y servicios digitales que se adquieren dentro de las apps utilizando nuestro sistema seguro de compra. Como señala Spotify, ese porcentaje de los ingresos es del 30 % durante el primer año de una suscripción anual, pero no ha mencionado que se reduce al 15 % en los años posteriores.

Y eso no es lo único que Spotify ha olvidado mencionar sobre nuestros servicios:

- La mayoría de sus clientes utilizan la versión gratuita con anuncios de su producto, lo que no supone ningún ingreso para la App Store.

- Una cantidad considerable de los usuarios de Spotify acceden al servicio mediante acuerdos con operadoras de telefonía. Esto no genera ningún ingreso para la App Store, pero Spotify paga una tasa a los distribuidores y operadoras.

- En la actualidad, Apple solo cobra por una parte muy pequeña de sus suscripciones. Spotify quiere que ese número sea cero.

Dejemos muy claro lo que esto significa. Apple conecta a Spotify con nuestros usuarios. Proporcionamos la plataforma mediante la cual los usuarios descargan y actualizan su app. Compartimos herramientas clave de desarrollo de software para facilitar la labor de Spotify. Y ofrecemos un sistema de pago seguro (y muy complejo) que permite a los usuarios confiar en las transacciones dentro de la app. Spotify pretende mantener todas estas ventajas y, al mismo tiempo, quedarse con el 100 % de los ingresos.

Spotify no sería el negocio que es hoy sin el ecosistema de la App Store, y ahora está utilizando su envergadura para hacer presión y no contribuir al mantenimiento de ese ecosistema. Y creemos que no es justo.

¿Qué tiene que ver esto con la música? Mucho.

Compartimos el amor de Spotify por la música y su visión de compartirla con el mundo. En lo que discrepamos es en la forma de hacerla realidad. Más allá de la retórica, el objetivo de Spotify es ganar más dinero a costa del trabajo de otros. Y no solo intenta sacarlo de la App Store, sino también de los artistas, músicos y compositores.

Esta misma semana, Spotify demandó a varios músicos después de una decisión de la Copyright Royalty Board de Estados Unidos que exigía a Spotify aumentar los pagos por derechos de autor. Además de ser un error, representa un paso atrás considerable y muy perjudicial para la industria musical.

Apple siempre ha sido partidaria de ampliar los beneficios. Al crear nuevas plataformas de distribución, también se crean más oportunidades no solo para nuestra empresa, sino también para los artistas, creadores, emprendedores y cualquiera que tenga una idea con potencial. Es nuestro ADN, el modelo adecuado para allanar el camino a una nueva generación de apps y lo mejor para los clientes.

Estamos orgullosos del trabajo que hemos hecho ayudando a Spotify a crear un negocio de éxito que llega a millones de amantes de la música, y les deseamos muchos más éxitos en el futuro. Al fin y al cabo, esa es la razón por la que creamos la App Store en su momento.