En un mundo cada vez más conectado, todos aquellos que cuentan con un smartphone con conexión a la red pueden acceder a la información desde la palma de su mano. De hecho, muchas empresas, sin importar su tamaño, se han adaptado a este nuevo contexto laboral y están aprovechando las políticas de movilidad empresarial para incrementar su productividad y sus ingresos.

Pero, ¿cuáles serán las tendencias que marcarán estas políticas de movilidad de las empresas? Masvoz nos explica las cinco más importantes:

1. Despliegue de inteligencia artificial y chatbots

La integración de nuevas funcionalidades basadas en inteligencia artificial en los dispositivos de los trabajadores, como pueden ser los asistentes virtuales, ha permitido que algunas tareas sean ahora más fáciles de gestionar. Sólo con un comando de voz el dispositivo puede avisar de las tareas del día, los correos electrónicos pendientes o realizar una llamada. Además, con esta tecnología, muchas actividades de las consideradas rutinarias, podrán ser desarrolladas por un software basado en inteligencia artificial como los chatbots, liberando al empleado para que pueda llevar a cabo labores de más valor para la empresa.

De hecho, los chatbots irán incrementando su presencia en las empresas, convirtiéndose en una tecnología que ayudará a facilitar las interacciones, tanto con los clientes como con los propios empleados. Según Juniper Research, se ahorrarán 27 miles de millones de horas dedicadas a la atención al cliente gracias a la utilización de chatbots. Además, proporcionarán a las empresas numerosos datos extraídos de estas interacciones, que les ayudarán a tomar mejores decisiones y elevar los niveles de eficiencia.

2. Auge del cloud computing

En una época en la que las organizaciones recopilan cada vez más volumen de información gracias al uso de los dispositivos móviles, el almacenamiento de estos datos está empezando a convertirse en un problema para las empresas. Por ello, apostar por políticas de Cloud Computing se ha convertido en una prioridad. Según Gartner, para 2025 el 80% de las compañías habrán migrado de los centros de datos locales a servicios de infraestructura en la nube y proveedores de almacenamiento externo.

La mayor ventaja de optar por el cloud es que los empleados pueden acceder, utilizar y almacenar la información que necesiten desde cualquier lugar del mundo. Sólo necesitan una conexión a internet para acceder a la información del usuario y ofrecerle así una correcta atención.

Además, esta migración a la nube no sólo tiene que ver con el almacenamiento de datos, sino también con la migración de las comunicaciones. De este modo la compañía se podrá beneficiar de un ahorro de costes en telefonía y de un sistema que le ofrezca una mayor flexibilidad, simplicidad y disponibilidad.

Para 2025, el 80% de las compañías habrán migrado de los centros de datos locales a servicios de infraestructura en la nube y proveedores de almacenamiento externo

3. Los empleados utilizarán su propio dispositivo

Si bien es cierto que la política de Bring Your Own Device (BYOD) está vigente desde hace varios años, se trata de una tendencia que se afianzará cada vez más. De hecho, se espera que para 2020 la tasa anual de crecimiento de mercado del BYOD sea superior al 36%. Con esto, la empresa no necesitará realizar ningún tipo de inversión en los equipos de los trabajadores.

La compañía sólo debe preocuparse de instalar el software y las aplicaciones a nivel empresarial para que haya una separación clara entre la información personal y laboral; y por la seguridad de los datos que va a tener cada empleado en su smartphone o tableta.

4. Aumento de empleados híbridos

Los trabajadores híbridos son aquellos que cuentan con su dispositivo móvil personal y uno facilitado por la empresa. Aunque pueda parecer que esta es una práctica poco común, según una encuesta realizada el pasado año, un 52% de las empresas cuenta con este tipo de trabajadores. Se trata de empleados seleccionados que necesitan estos equipos para desarrollar su actividad laboral. En general, los dispositivos móviles están adquiriendo mucha importancia en cuanto al desarrollo de la actividad empresarial. Por ejemplo, el 75% de los trabajadores afirma que los flujos de trabajo de las empresas se ven directamente afectados por los dispositivos móviles.

5. Demanda de aplicaciones empresariales

A medida que las políticas de BYOD aumentan, también lo hace la demanda de aplicaciones empresariales personalizadas. Estas soluciones para empresas suelen estar optimizadas para que los tiempos de carga sean más cortos y cuentan con GPS incorporado y con otras funcionalidades basadas en la ubicación, respondiendo a las necesidades de los empleados que podrían tener que trabajar desde diferentes lugares.