En un mundo que desde hace tiempo gira en torno a Internet y las páginas webs, el diseño UX se ha vuelto imprescindible. No en vano, su objetivo no es otro que conseguir que la experiencia del usuario sea la mejor, generando el mínimo esfuerzo posible. Algo muy básico, pero que todavía muchas empresas no han pensado implementar.

De esta necesidad nace precisamente una de las profesiones más solicitadas de un mercado que crece a velocidad vertiginosa: diseñador de UX, un profesional con la capacidad de crear experiencias que cubran las necesidades de los usuarios sin dejar de lado la accesibilidad y el compromiso emocional.

Un estudio, elaborado por Joseph Toth, Consultant Senior de Pfizer, destaca la importancia de esta nueva profesión con datos muy significativos, tales como que el 88% de los consumidores afirma que tienen menos probabilidades de regresar a un sitio web después de una experiencia negativa. Además, según el informe “Estado del Mercado Laboral en España 2017”, realizado conjuntamente por InfoJobs y ESADE, hace 10 años solo existían 154 puestos vacantes relacionados con diseño UX. En 2016, los puestos vacantes en esta especializada ascendían ya a 1.018 en España, un 560% más

Ante este nuevo panorama y la demanda creciente, Talent Garden ha creado el UX Design Máster a través de su Innovation School, escuela de formación para la innovación digital en Europa.

Se trata de un curso intensivo de 12 semanas, durante el cual los alumnos aprenderán a diseñar procesos que facilitan el uso de servicios digitales, desde la navegación hasta la compra, además de a identificar potenciales puntos de fricción en dichas experiencias y proponer soluciones para que los nuevos usuarios se conviertan en clientes habituales. Asimismo, también se les ofrecerá acceso a estudios que permiten entender el público al que se dirigen para concebir experiencias de usuario fluidas y agradables.

Como lo describe Hugo Bourgade, director de la Innovation School: “A la hora de la convergencia entre el mundo físico y el mundo digital, es imprescindible que las empresas pongan el mismo empeño en diseñar experiencias digitales como lo harían con cualquier producto físico. Es por esto que la profesión de diseñador UX está viviendo un auge en la actualidad, y nuestra misión es responder con una formación práctica y de calidad”.