Covid-19 contagia el mercado mundial de smartphones.
Covid-19 contagia el mercado mundial de smartphones.

El gasto de los consumidores en telecomunicaciones seguirá reprimido durante algún tiempo y la caída en el suministro y producción de dispositivos provocará retrasos en la entrega de smartphones incluso cuando se reinicien las actividades.

Según estos pronósticos deGlobalData, Anisha Bhatia, analista sénior de tecnología de la consultora, comenta: "A corto plazo, el impacto financiero y el efecto dominó de los bloqueos de los mercados frenarán la demanda de los consumidores de teléfonos Premium y se prolongarán los ciclos de renovación de terminales. Carriers y fabricantes de equipos originales (OEM) tendrán que tomar medidas firmes para estimular el gasto de los consumidores en smartphones".

Se frenará la demanda de teléfonos Premium y se prolongarán los ciclos de renovación de terminales

China experimentó un punto muerto en las ventas de teléfonos inteligentes en enero de 2020, pero ahora está repuntando lentamente. Como la mayoría de las ventas se producen en tiendas minoristas, los Estados Unidos probablemente también verán una caída en los negocios, ya que los principales operadores móviles han cerrado temporalmente muchas de sus establecimientos.

Bhatia continúa: "Es probable que la demanda de smartphones siga siendo débil en el segundo trimestre de 2020, ya que la mayoría de las personas en los Estados Unidos y Europa siguen encerradas y posteriormente lucharán con las prolongadas incertidumbres económicas que vendrán después".

Las operadoras deberán considerar retomar el modelo de subvención de terminales para impulsar las ventas

Las nuevas versiones de teléfonos esperadas en el primer semestre de 2020 ya están en una etapa avanzada de desarrollo, por lo que su lanzamiento es inminente. Los operadores ofrecen datos ilimitados a sus clientes temporalmente, ya que los datos y los servicios de voz están ahora en la lista de artículos esenciales para el consumidor, por lo que se espera que el abandono de los consumidores se mantenga bajo. No habrá fuga de clientes, vamos.

El analista concluye: "Las operadoras tendrán que ser agresivas con las ventas de teléfonos inteligentes y deberían considerar reiniciar el modelo de subvención abandonado para impulsar brevemente las ventas en algunas regiones ".