Tres cosas que realizas gracias a la IA y no sabías
Tres cosas que realizas gracias a la IA y no sabías

El futuro de la Inteligencia Artificial se plantea brillante en el ámbito tecnológico y su aplicación en casi todas las industrias y sectores va aumentando. La combinación de la tecnología y todas las ventajas que ofrece la IA con software y diferentes dispositivos, como los asistentes de voz o de gestión de tareas, ha ampliado su abanico de posibilidades y hoy en día las personas ya pueden automatizar múltiples acciones rutinarias simplificando y agilizando su gestión.

En este sentido, destacan algunos usos como la gestión autónoma que ya pueden hacer algunos asistentes de reservas o de petición de citas o el hecho de poder efectuar pagos a través de la voz, los ojos o la huella dactilar, entre otras. De hecho, según Gartner, el 37% de las empresas de servicios utilizan ya bots de Inteligencia Artificial y asistentes virtuales dentro de las diferentes soluciones que ofrecen a sus clientes.

Con el objetivo de esclarecer en qué tareas diarias la IA ya es una compañera inseparable de las personas, masvoz ha identificado diferentes escenarios diarios en los que muchos sectores y empresas ya están consiguiendo aplicar esta tecnología para ayudar a la sociedad.

IA, resérvame una mesa

Pedir cita en la peluquería o reservar mesa en un restaurante hablando directamente con el establecimiento por teléfono serán cosas del pasado. La Inteligencia Artificial hará estas gestiones por ti y un reciente ejemplo de ello es Duplex de Google. Esta herramienta es capaz de hacer las llamadas, evitando así que la persona deba interceder, a restaurantes y peluquerías para, por ejemplo, concertar una cita. Previsiblemente, este tipo de posibilidades se ampliarán cada vez a más dinámicas diarias para que, sólo con programar las tareas en un asistente de voz, su IA sea capaz de hacer todo lo demás para que el usuario “se olvide” y que esa gestión se produzca de forma casi completamente autónoma.

Compras “hands free” o manos libres

Las capacidades de la IA también permiten aplicar sus beneficios a otras tareas, como las compras en remoto. Gracias a esta tecnología, cada vez más plataformas de ecommerce incluyen el reconocimiento de voz para efectuar pagos, devoluciones o incluso hacer encargos programados. A través de unas simples frases con nuestro asistente en cualquiera de nuestros dispositivos podemos acceder a un amplio catálogo con productos adaptados a nuestras necesidades y efectuar compras de forma rápida, sencilla y sin utilizar las manos.

Estos sistemas identifican ciertos patrones de la voz para verificar la identidad y, con ayuda de la Inteligencia Artificial, entienden el habla natural de la persona para realizar esta acción. Sin ir más lejos, a través del asistente de Amazon se puede pedir comida a domicilio o cualquier producto del marketplace con sólo ordenarlo.

En el retail también se utiliza la tecnología de análisis del habla o speech analytics, para, por ejemplo, optimizar la atención al cliente. Este sistema permite analizar llamadas de voz en tiempo real y comprende el estado de ánimo del cliente para redirigir su consulta de la forma más rápida y eficiente posible.

Viajes con IA incorporada

Planificar un viaje puede ser una tarea difícil y que conlleva mucho tiempo, pero es un sector donde, con la irrupción de los comparadores, aerolíneas low cost y plataformas de alquiler vacacional, los clientes valoran más el autoservicio y muchos optan por reservar todo por su cuenta.

Sin embargo, gracias a la Inteligencia Artificial esta situación podría cambiar. Muchas compañías del sector turístico están incorporando chatbots que utilizan esta tecnología para reducir las largas esperas. Estos bots pueden reducir drásticamente el tiempo de espera del cliente y automatizar gestiones simples, de modo que el agente de viajes puede dedicar su tiempo a tareas más complejas en los que el cliente necesite ayuda

En el caso de los canales de voz como el telefónico o los voicebots, tecnologías como el reconocimiento automático del habla comprenden y transcriben la información aportada por el usuario como el DNI o el número de teléfono. La tecnología de estos sistemas de voz ha avanzado tanto que son capaces de mantener una conversación natural y tanto el texto como la voz cada vez dan respuestas menos “robóticas”. Es lo que se denomina IA conversacional. Además, esta Inteligencia Artificial reconoce palabras clave del usuario para aproximarse a la mejor respuesta y optimizar la reserva del viaje, ya sea un vuelo o una habitación de hotel. De esta forma se agiliza la atención y el usuario tendrá una mejor experiencia de cliente.

“La implementación de la Inteligencia Artificial en todos los sectores es la oportunidad perfecta para ofrecer un servicio de calidad a la vez que reducimos la carga de trabajo de nuestros empleados, lo que se traducirá en una amplia satisfacción tanto por parte de los clientes como de la fuerza laboral”, señala Santi Vernet, director comercial de masvoz.