. Si consideramos que , las mujeres están infrarrepresentadas en un sector donde el potencial para crecer y desarrollar una carrera es uno de los más altos.

“Las chicas evitan estudiar STEM porque todavía hay estereotipos que dicen que eso no es algo que hagan las mujeres. Por suerte, hay muchos ejemplos en todo el mundo que prueban lo contrario. Necesitamos hablar más sobre esas mujeres para inspirar al resto a romper estos estereotipos y darles la oportunidad de estudiar STEM y aspirar a carreras tecnológicas”, dice Laura Tyrell, directora de RP en .

Foto de ThisIsEngineering, en Pexels.
Foto de ThisIsEngineering, en Pexels. Foto de ThisIsEngineering, en Pexels.

Mujeres que hicieron historia

El primer ordenador de propósito general, llamado , fue desarrollado por seis programadoras: Jean Bartik, Marlyn Wescoff Meltzer, Ruth Lichterman Teitelbaum, Kay McNulty Mauchly Antonelli, Frances Spence, y Frances Elizabeth "Betty" Holberton.

Pese a su trabajo revolucionario, el ejército nunca hizo públicos los nombres de las mujeres que trabajaron en el ENIAC, quienes fueron ampliamente olvidadas hasta que Kathy Kleiman descubrió su historia en 1985.

Los motores de búsqueda como los conocemos hoy fueron construidos a partir del concepto de frecuencia inversa de documento. Este concepto fue desarrollado en 1972 por Karen Spärck Jones profesora en el Laboratorio de Informática de Cambridge.

El protocolo STP permitió el desarrollo de las redes modernas, y fue una invención realizada por Radia Perlman. Con frecuencia se la llama “la Madre de Internet”.

Mujeres españolas que están dando forma al mundo de la tecnología en la actualidad

  • Patricia Benito, gerente general en Openbank. Antes tenía el cargo de directora digital. El año pasado recibió el Women Executive Leadership Award. Antes de trabajar en Openbank, Benito era directora digital en Tendam Group, donde creó, desarrolló y gestionó el e-commerce para sus marcas de moda (Cortefiel, Pedro del Hierro, Springfield, Women’s Secret y Fifty Factory) en venticinco países.
  • Francesca Bria, directora de tecnología e innovación digital en la ciudad de Barcelona. Bria actualmente lidera el proyecto DECODE-this, que usa tecnologías descentralizadas (como la blockchain) para ayudar a las personas a controlar mejor sus datos. La directora también gestiona un hub democrático que permite a los ciudadanos firmar peticiones y votar online.
  • Valeria Domínguez, consultora de crecimiento de e-commerce, fundadora y CEO en Felino, una consultoría especializada en el crecimiento del e-commerce. Está al frente del esfuerzo de desarrollar el talento tecnológico de las mujeres en #WomenInTechSpain. Es ingeniera mecánica con un MBA/PLD ejecutivo de la Harvard Business School, y fue nombrada la 8ª entre los 100 mejores líderes económicos del mañana por el Institut Choiseul de Francia.
  • Marisol Menéndez, directora de innovación abierta en la startup española South Summit. Cuenta con 20 años de experiencia en las áreas de innovación abierta, fintech y transformación digital. Es ingeniera industrial con un MBA, conocida por su amplia red de alianzas y asociaciones globales que la han ayudado a construir un proyecto de innovación abierta. En 2018, fue considerada por Lattice80 como una de las 100 principales mujeres en el mundo de la tecnología.
  • Luz Rello, fundadora y CEO de Change Dyslexia. Luz es una Científica de Sistemas y PhD en Comunicación de la Tecnología de la Información que ha adoptado la Inteligencia Artificial para apoyar a las personas con problemas de aprendizaje mediante juegos y herramientas. Su empresa trabaja con Samsung en un esfuerzo para diagnosticar y tratar la dislexia.

Una escalera rota

Aunque un muestra signos de que el techo de cristal comienza a romperse, este proceso está limitado por una “escalera rota”. Según las estadísticas, las mujeres se enfrentan a mayores desafíos que los hombres para llegar a puestos de gestión. Por cada 100 hombres que ascienden y son contratados como gerentes, sólo 72 mujeres llegan a estos cargos. Esto significa que más y más mujeres quedan atascadas en el camino, mientras que los hombres llegan a los puestos de gerencia.

“Los ejemplos inspiradores nos ayudan a combatir las ideas equivocadas sobre la tecnología, y alientan a las mujeres a perseguir sus carreras con más determinación. Por otra parte, las empresas que son reacias a ser más inclusivas, simplemente se autolimitan en el proceso de adquirir y desarrollar el talento”, agrega Laura Tyrell.