Durante la pandemia de Covid-19, los wearables se convirtieron en una herramienta fundamental para rastrear, monitorear y combatir la propagación de la enfermedad en todo el mundo. Según un , la cantidad de estos dispositivos que se comercializaron a nivel mundial en 2020 aumentó a 259,63 millones. De esta cifra, los trackers de deportes, fitness y bienestar representaron 112,15 millones y los smartwatches 74,30 millones. Ahora, debido al creciente número de casos de uso y características mejoradas, se prevé que continúe la tendencia al alza. En 2021, se enviaron 304,69 millones y en 2022 se prevé que el mercado alcance los 344,9 millones de envíos, lo que supone un crecimiento del 13,2%.

Se comercializarán más de 340 millones de dispositivos wearable en 2022.
Se comercializarán más de 340 millones de dispositivos wearable en 2022.

“Si bien el sector de los wearables ha experimentado un fuerte crecimiento, también lo han hecho los accesorios móviles, donde la demanda de auriculares inalámbricos aumentó drásticamente el pasado año. Este incremento ha sido impulsado por la creciente disponibilidad en el mercado de dispositivos más elegantes, repletos de funciones y técnicamente capaces, en particular el uso de verdadera tecnología inalámbrica y, una vez más, el impacto de la pandemia en el comportamiento y el estilo de vida del consumidor”, afirma Filomena Iovino, analista de investigación de dispositivos 5G, smartphones y wearables en Abi Research.

De hecho, los envíos de auriculares inalámbricos alcanzaron los 502,7 millones a finales de 2021 y se espera que superen los 700 millones de unidades en 2026, con una CAGR del 7,6 % y liderando el mercado de accesorios inteligentes. Funciones como la tecnología de cancelación de ruido mejorarán la experiencia del usuario y ofrecerán una gama más amplia de casos de uso en el futuro. “Además, a medida que el control por voz se convierte en la interfaz de usuario dominante para el control manos libres de teléfonos y relojes inteligentes, los auriculares inalámbricos también se convertirán en importantes impulsores del crecimiento y la adopción de asistentes de voz”, dice Iovino. Según la consultora, los envíos globales de auriculares TWS alcanzarán más de 600 millones de unidades en 2026 y una tasa de crecimiento del 19%.

Los auriculares inalámbricos son uno de los artículos punteros del sector

Asimismo, ciertos segmentos del mercado de accesorios móviles están preparados para un cambio fundamental, ya que los envíos totales "en caja" disminuirán aún más debido a la eliminación de artículos, en particular cargadores y auriculares, por parte de algunos proveedores de teléfonos inteligentes. Del mismo modo, las directivas destinadas a armonizar los puertos de carga con el uso de un conector USB-C para reducir los desechos electrónicos y mejorar la comodidad del consumidor también podrían alterar el mercado de accesorios, acelerando potencialmente el progreso hacia un mayor uso de la carga inalámbrica y dispositivos de puerto libre. Sin embargo, el ecosistema de carga inalámbrica aún es relativamente inmaduro y se requerirá tiempo para mejorar características específicas, como los tiempos de carga y los altos costes de los accesorios, para garantizar que pueda ofrecer un rendimiento de alta calidad y experiencias de usuario mejoradas.

A pesar de la introducción de las redes 5G como una función premium, muchos dispositivos de la industria wearable y de accesorios no se conectarán por completo, sino que aún deberán estar conectados a un smartphone o hub. De hecho, la tasa de conexión 5G para estas soluciones seguirá siendo baja, alrededor del 0,6 % para 2026, y estará relacionada principalmente con sectores como los relojes inteligentes y los auriculares. "La alta recopilación de datos y el bajo consumo energético serán las fortalezas clave de estos dispositivos inteligentes, aumentando la demanda y su popularidad, particularmente en la industria de la salud", explica Iovino. Como resultado, la tecnología wearable podría transformarse, ya que los dispositivos se encogen y adquieren nuevas capacidades.

“Aunque es probable que 5G aparezca en una mayor cantidad de relojes inteligentes en 2023, se espera que el volumen se mantenga bajo llegando a los 3,55 millones para 2026, mientras que 4G seguirá representando el volumen más alto con 45,4 millones de envíos y una CAGR del 31,7 % en este periodo”, dice la analista.

Los wearable para el cuidado de la salud podrían ser una buena oportunidad de negocio para 5G

Los wearable para el cuidado de la salud seguirán siendo otro sector dominante durante el período de pronóstico y uno que se presta bien a la conectividad celular. Estos dispositivos permiten a los consumidores realizar un seguimiento de la información de salud vital dentro y fuera de un entorno hospitalario. “Algunos dispositivos de atención médica se venden actualmente con conectividad LPWA-LTE o tecnología 4G, y se espera que para 2026 alcancen 0,86 y 0,72 millones de unidades, respectivamente. Además, este podría ser un buen sector para 5G debido a su baja latencia, confiabilidad y conectividad de velocidad de banda ancha”, concluye Iovino.