ZTE ha hecho públicos sus finales de 2021. Un año en el que el proveedor chino cosechó un notable crecimiento gracias a que sus ingresos fueron de 16.640 millones de euros, un 12,9% más que el año anterior. 

Según ha anunciado la compañía, el beneficio neto atribuible a los accionistas ordinarios alcanzó los 988 millones de euros, un 59,9% más que en 2020. El beneficio neto correspondiente a partidas extraordinarias atribuibles a los titulares de acciones ordinarias de la empresa cotizada para 2021 ascendió a 479 millones de euros, lo que representa un aumento interanual del 219,2%. El beneficio básico por acción fue de 0,21 euros. Durante el periodo, el flujo de caja neto de la empresa procedente de las actividades operativas fue de 2.281 millones de euros, lo que supone un aumento interanual del 53,7%.

El pasado ejercicio fue crucial para la fase de crecimiento del fabricante. Pese a enfrentarse a la pandemia mundial de Covid-19 y a un entorno externo complejo, siguió con su estrategia de consolidación de su posición con iniciativas innovadoras al tiempo que mantenía unas operaciones estables, explican.

Stand de ZTE en el MWC 2022 de Barcelona.
Stand de ZTE en el MWC 2022 de Barcelona.

Mayor inversión en I+D en áreas clave

La empresa fortaleció su inversión en I+D en áreas clave como la tecnología básica subyacente y la digitalización 5G. La inversión alcanzó los 2.730 millones de euros en 2021, lo que representa el 16,4% de los ingresos, un aumento en 1,8 puntos porcentuales interanuales.

Durante el año pasado, los mercados nacionales e internacionales de la empresa y los tres principales negocios: red de operadores, gobiernos y empresas, y negocio de consumo, lograron crecimiento interanual. Los ingresos operativos de la empresa en el mercado nacional en 2021 fueron de 11.337 millones de euros, un aumento interanual del 14,7%, que representa el 68,2% de sus ingresos totales, mientras que los ingresos del mercado internacional fueron de 5.300 millones de euros, un aumento interanual del 9,1%.

En las redes de operadores, la empresa siguió con la construcción del universo 5G y la digitalización a gran escala en China, y continuó con la consolidación de su posición como proveedor estratégico, al tiempo que exploraba el mercado de alto valor en el resto de países. Así, avanzó en este sector de negocio, en el que obtuvo un ingreso operativo anual de 11.015 millones de euros, un aumento interanual del 2,3%.

Transformación digital y economía ‘dual-carbon’

En cuanto al negocio gubernamental y empresarial, ZTE aprovechó las oportunidades del mercado, como la construcción de nuevas infraestructuras, la transformación digital industrial y la economía dual-carbon. La empresa se centró en sus productos principales y en los clientes líderes del sector, a la vez que reforzaba su gestión de canales para alcanzar un rápido crecimiento global en mercados industriales como energía, transporte, asuntos gubernamentales, finanzas e Internet, entre otros.

De tal forma, los ingresos operativos anuales generados por su negocio gubernamental y empresarial en todo el mundo aumentaron un 16% hasta alcanzar los 1.905 millones de euros en 2021, y sus ingresos operativos en el mercado nacional con esta cifra experimentaron un incremento superior al 40% interanual. Entre ellos, los ingresos operativos de sus servidores y productos de almacenamiento se duplican año tras año, y productos como el centro de datos y la base de datos distribuida GoldenDB han sido desplegadas por empresas líderes de la industria a gran escala, lo que potencia la imagen de marca de ZTE entre los clientes gubernamentales y empresariales.

Y en el negocio de consumo, reforzó su compromiso con nuevas iniciativas de marca, producto y canal, y a través de la promoción de las ventas de productos personales y domésticos. La empresa alcanzó unos ingresos operativos anuales de 3.740 millones de euros, un aumento del 59,2% interanual en el negocio de consumo, de los que los dispositivos domésticos aumentaron en más del 80% interanual, mientras que sus productos de telefonía móvil aumentaron casi un 40% interanual en términos de ingresos operativos.

En 2022, el primer año de la fase de expansión de la empresa, ZTE mantiene el principio de "La simplicidad prevalece, la agilidad y la apertura hacen el éxito". Por ello, se adherirá al desarrollo sostenible, perseguirá continuamente una competencia básica más fuerte y optimizará aún más su estructura de mercado.