Aunque no existen unas reglas fijas de cara a conseguir la mejor red empresarial, no cabe duda de que existen algunos parámetros imposibles de obviar, como son la elección del fabricante y del partner, entre otras cuestiones. Además, en la actualidad cualquier CIO o gestor de TI debe tener presente dos objetivos clave: reducir los costes al mínimo e incrementar el rendimiento de la red empresarial al máximo. Para ello, proponemos unos consejos que le pueden ayudar a lograr ese fin.

Uno de los temas fundamentales que debe tener en cuenta es la relación calidad/precio y coste/efectividad, ya que no es necesario sacrificar el rendimiento por el precio. Es más, actualmente existen soluciones capaces de ofrecer el mismo rendimiento, incluso mejor, a un coste “substancialmente” inferior.

Igualmente, es de gran importancia que busque un fabricante que además sea un verdadero partner. Es una gran ventaja el poder contar con un proveedor que sea receptivo a las necesidades de cada cliente, que trabaje con él de manera conjunta para determinar los requerimientos actuales y futuros. Esta asociación mejora la relación directa cliente-fabricante, al tiempo que proporciona al canal valores añadidos y diferenciales, posibilita el desarrollo de equipos tecnológicamente más acordes con las necesidades de los clientes, y facilita a los clientes su acceso a los recursos globales de I+D del fabricante, entre otras cuestiones.

Otro de los requisitos que los gestores TI valoran cada más a la hora de implementar una red empresarial son los estándares abiertos, y es que los estándares en la industria benefician a todos, especialmente al cliente. Esto se debe a que la interoperabilidad queda garantizada, de modo que los nuevos componentes podrán ser añadidos sin ningún problema. Al adoptar redes basadas en estándares también se abre un rango de oportunidades para asegurarse el mejor precio. En este mismo sentido, también es fundamental, además de utilizar estándares abiertos, buscar redes escalables que se puedan ajustar más fácilmente a las futuras necesidades. Por ello, seleccione un proveedor capaz de ofrecerle productos escalables según crezcan sus necesidades. Elija al fabricante con soluciones ínter-operables que abarquen tanto el “core” como todo el “Acceso” de la red con swtiches modulares de capacidades de conmutación terabit, y switches periféricos apilables.

Por otro lado, también es altamente beneficioso para reducir costes e incrementar el rendimiento de la red empresarial utilizar aplicaciones embebidas en la red. Es decir, hay que empezar a dejar atrás las aplicaciones empresariales en servidores únicos, específicos y locales, y trasladar todos los procesos de negocio hacia puntos centralizados eliminando aplicaciones puntuales. Esto le permitirá contar con una ventaja adicional frente a sus competidores gracias a tecnologías como la Virtualización, que reducen las “aplicaciones embebidas en el Core de las redes, y le permiten, por lo tanto, ahorrar en el consumo de potencia.

Otro factor determinante es no escatimar en seguridad. Es necesario concienciar de la importancia de extremar la seguridad de la red empresarial. Se pueden proteger las redes integrando elementos “inteligentes” de seguridad, en el mismo “Core” de la red. Para ello, es fundamental elegir a un fabricante que sea capaz de proporcionarle soluciones de seguridad para la red potentes y precisas, así como infraestructuras de gran rendimiento. Especialmente si pensamos en redes inalámbricas, que además son muy recomendables porque permiten la máxima movilidad a los trabajadores y rentabilizan aún más la red.

Por otro lado, debido a la proliferación de las redes IP, existe una demanda creciente de VoIP, que precisa de redes potentes como escalables. En este sentido, es preciso trabajar con un fabricante con capacidad para suministrar soluciones convergentes de voz y datos que puedan ser fácilmente implementadas en infraestructuras TI ya existentes o nuevas.

Y, por último, una consideración tan importante como las anteriores, y que está cobrando cada vez mayor relevancia, es que la solución elegida aporte un elevado “ahorro energético”. Puede consultar al fabricante acerca de si emplea lo último en diseño en hardware con silicio para reducir las necesidades de consumo. Sepa si le van a ofrecer la máxima potencia y eficiencia en Ethernet. Pero, además, no debe olvidar comprobar que el fabricante cuenta con credenciales que le califiquen como “verde”.