Jorge Carabias, director de Aklamio en España.
Jorge Carabias, director de Aklamio en España.

Existen sectores de actividad muy maduros como el de la energía, las telecomunicaciones o la banca en los que las posibilidades de crecimiento con relación a los clientes disponibles son reducidas. Esto hace que las grandes empresas que se reparten el mercado mantengan una fuerte pugna por captar nuevos usuarios.

Para conseguirlo, existen varias estrategias, entre ellas, el denominado “robo de clientes”, pero, a la larga, la imagen de las compañías suele salir bastante perjudicada por tratarse de acciones muy invasivas y que suelen estar altamente penalizadas por los propios consumidores.

Como alternativa, cada vez más grandes multinacionales están incorporando a sus estrategias digitales campañas de marketing de recomendación con las que están obteniendo unos aumentos de ventas de hasta el 20%, un crecimiento muy importante en sectores que permiten poco margen de maniobra. Encontramos ejemplos claros en el ámbito de las telecomunicaciones como Vodafone o Lowi, en el de la energía con Naturgy o Endesa, y en la banca con el banco digital por excelencia, ING Direct.

En Estados Unidos, país pionero en lo referente a esta variedad del marketing, las recomendaciones se consideran una herramienta básica en las estrategias de marketing y ventas de muchas grandes empresas. Un claro ejemplo en el sector TELCO sería la compra de Get Ambassador, el proveedor número uno mundial de marketing de recomendación, por parte de West Corporation, una multinacional norteamericana de servicios digitales.

En Europa, concretamente en Alemania, su presencia no para de crecer, especialmente entre las grandes empresas y multinacionales. Y en España, hemos constatado en el último año un mayor interés por parte de las empresas por desarrollar planes de recomendación específicos para sus clientes. En ocasiones son planes para campañas concretas y otros son más duraderos en el tiempo, pero el objetivo es siempre el mismo: fidelizar a los clientes antiguos a la vez que se obtienen otros nuevos.

Los expertos consideran que aún existe margen de crecimiento en este sector y la lucha de las compañías por captar clientes se prevé muy dura, por lo que ya podemos vaticinar que 2020 será un año clave en el desarrollo del marketing de recomendación.