El pago móvil sigue ganando adeptos entre los consumidores de América del Norte, Japón y algunos países de Europa Occidental. No en vano, según Gartner, en 2018 la mitad de los usuarios de los mercados maduros utilizarán sus smartphones o wearables para realizar pagos móviles.  

La consultora diferencia tres tipos de pagos móviles o billeteras móviles (mobile wallets) disponibles en la actualidad: pagos basados en smartphone o wearables; billeteras móviles de bancos o proveedores de tarjetas de crédito; y de cadenas de consumo como Starbucks.

Gartner augura un despunte del pago móvil
Gartner augura un despunte del pago móvil

Sin embargo, los pagos móviles que utilizan la tecnología Near Field Communication (NFC) (como Apple Pay, Samsung Pay y Android Pay) estarán limitados a corto y medio plazo, debido a la falta de colaboración entre los comercios y entidades financieras, así como al hecho de que los consumidores ven poco valor en dichos pagos. "Cualquier billetera móvil de pago que esté vinculada a un dispositivo tendrá una adopción limitada y sólo si el dispositivo en cuestión tiene una base instalada enorme", dijo Annette Jump, directora de investigación de Gartner.

"Por el contrario, las soluciones basadas en la nube tendrán una mejor perspectiva de éxito, ya que pueden llegar a un público más amplio y tienen muchos casos de uso más allá de las transacciones cara a cara o en las tiendas. Además, la adopción del pago móvil y la mobile wallet requiere un plan de despliegue país a país con una infraestructura de pago habilitada y el acuerdo con los principales bancos y minoristas."

Por otra parte, Gartner ha realizado dos predicciones más del mercado de las tecnologías personales:

En 2018, el 75 por ciento del contenido televisivo consumido en los mercados maduros procederá de servicios de aplicaciones. Y es que, los espectadores ya están reduciendo el consumo de contenido a través de canales de pago, optando por los servicios de suscripción de vídeo bajo demanda (S-VOD) como Netflix y Hulu Plus. “Esperamos que este fenómeno continuará acelerándose en los próximos tres años, ejerciendo presión sobre los ingresos de los operadores de televisión de pago, en particular de las suscripciones de los canales premium”, declara Derek O´Donnell, analista senior de investigación de Gartner.

En 2019, menos del 20 por ciento de los usuarios de los mercados maduros se suscribirá a conexiones sólo de datos móviles.

Desde el lanzamiento de 3G, y aún más desde la eclosión del 4G, el consumo de datos móviles ha ido en aumento. Aunque la mayor parte de esta conexión móvil se ha dado a través de los smarphones, las operadoras han estado promoviendo las conexiones de sólo datos móviles como complemento a la banda ancha fija a través de Wi-Fi, para responder a las necesidades de flexibilidad de los consumidores a la hora de utilizar sus dispositivos.

La oportunidad de la conexión exclusiva de datos móviles es proporcionalmente mayor en los mercados emergentes. Los usuarios de tabletas en estos países tienen casi el doble de probabilidades de conectar su dispositivo usando la red celular que en los mercados maduros. Y los de portátiles en los mercados emergentes son hasta tres veces más propensos a utilizar esta red móvil.