El Grupo Amper está de enhorabuena. Tras unos cuantos años de bajón parece que empieza a ver la luz. No en vano, la compañía acaba de presentar los resultados correspondientes a 2015 logrando un resultado neto que se sitúa en los 93,58 millones de euros, frente a los -75,03 millones de euros logrados en el ejercicio 2014. Se trata de la primera vez desde 2008 que el integrador obtiene resultados positivos.

Amper sale del bache y supera los 90 millones de beneficios en 2015
Amper sale del bache y supera los 90 millones de beneficios en 2015

Esta cifra se ha logrado principalmente, tal y como indican en el comunicado, por el efecto de valoración del instrumento convertible de la deuda financiera en acciones de Amper, al descenso en los costes de explotación del Grupo y a la mejora de márgenes.

La cifra de Ebitda se ha situado en los 19,02 millones de euros abandonando definitivamente los números rojos de los pasados ejercicios. Este cambio de tendencia, supone reafirmar el plan estratégico 2015-2017 presentado en la última Junta General de Accionistas.

Por otro lado, el fortalecimiento patrimonial del balance del Grupo se ha visto ratificado por la cifra alcanzada de patrimonio neto consolidado de 5,57 millones de euros, frente a los 140,60 millones de euros negativos del 2014.

La cifra de contratación de Amper, que alcanza al cierre del ejercicio la cantidad de 76,59 millones de euros, ha manifestado una recuperación significativa en el segundo semestre de 2015. El origen de este aumento, viene dado por la consecución exitosa del proceso de refinanciación y que, si bien sus efectos no se pueden considerar realizados en el corto plazo, se comenzarán a notar en los próximos meses del ejercicio 2016, haciendo prever una contratación mayor para dicho ejercicio. “Esta tendencia positiva, pone de manifiesto el apoyo de clientes de importancia notable en el mercado TIC hacia el Grupo Amper”, reza el documento.

Igualmente hay que destacar que la cifra de negocio exterior se ha visto incrementada por la incorporación de la actividad de las Islas Cook al perímetro de consolidación. De esta manera, los negocios en el mercado exterior se han situado en el 90% del total de ventas del Grupo.

Por último, cabe destacar tres hechos significativos que se han producido en estos primeros meses del año 2016: la reciente anunciada ampliación de capital dineraria por un importe de 5 millones de euros, la ampliación de capital por compensación de créditos y la reestructuración de deuda financiera de la filial brasileña. “Todas estas actuaciones, unidas a las que ya se han realizado a lo largo del ejercicio 2015, contribuyen al fortalecimiento de sus fondos propios y dotar a la compañía de los recursos financieros necesarios para continuar desarrollando sus actividades y poder así acometer nuevos proyectos”.

Así las cosas, la tecnológica ha superado significativamente sus objetivos en el ejercicio 2015 que han permitido fortalecer su patrimonio neto, refinanciar su deuda, alcanzar un Ebitda y resultado neto positivo y potenciar la tendencia de crecimiento en la cifra de contratación. “Hemos dejado atrás una situación crítica para la compañía. Nuestros esfuerzos continuados por superar esta etapa, nos permite pensar en el cumplimiento del Plan Estratégico cuyo Ebitda estimado para 2017 es de 34,7 millones de euros”, explica Jaime Espinosa de los Monteros, presidente ejecutivo de Amper.