El grupo italiano de energía Enel ha suscrito un acuerdo con Sixth Cinven Fund, fondo gestionado por la firma de capital riesgo Cinven, para adquirir por 150 millones de euros el 21% de una nueva sociedad establecida para la compra del operador de fibra óptica Ufinet International, presente en 14 países latinoamericanos, con la opción hasta el final de 2021 de hacerse con el resto de la compañía por un mínimo de 1.320 millones de euros y un máximo de 2.100 millones, según informó la compañía transalpina.

Tal y como ha informado La Vanguardia, el cierre de la transacción, que Enel financiará a través de sus propios recursos, está previsto para julio de 2018.

Enel compra el 21% de Ufinet International por 150 millones de euros
Enel compra el 21% de Ufinet International por 150 millones de euros

Según los términos del acuerdo alcanzado, Sixth Cinven Fund será propietaria del 79% de la nueva sociedad establecida para la compra de Ufinet International, aunque Enel contará con el derecho de adquirir dicha participación a partir del 31 de diciembre de 2020 y hasta el 31 de diciembre de 2021.

No obstante, la filial de la italiana Enel X International y Sixth Cinven Fund controlarán conjuntamente la sociedad propietaria de Ufinet International, ejercitando cada una de las partes el 50% de los derechos de voto en la junta de accionistas de esta sociedad de control.

En caso de que la italiana no ejercitara su derecho a adquirir el resto del capital social de la compañía propietaria del operador de fibra óptica al final de 2021, Enel X International renunciará a su derecho de controlar conjuntamente la sociedad compartida y Sixth Cinven Fund podrá vender su participación con derecho de arrastre ('drag along') respecto de la de Enel X International, que contaría con derecho de acompañamiento ('tag along') en caso de que Cinven redujera su participación en la empresa por debajo del 50%.

Ufinet International opera actualmente en 14 países de Latinoamérica (Argentina, Chile, Colombia, Costa Rica, Ecuador, El Salvador, Guatemala, Honduras, México, Nicaragua, Panamá, Paraguay, Perú y Uruguay), donde gestiona más de 49.000 kilómetros de fibra óptica, de los que 17.000 se encuentran en áreas metropolitanas, con ingresos de unos 159 millones de euros en 2017 y una plantilla en torno al millar de empleados.