Las empresas de telecomunicaciones están buscando enfoques alternativos para entrar en el saturado sector de servicios financieros móviles (MFS, del inglés Mobile Financial Services). Este segmento ha crecido muy rápido en los últimos cinco años en Europa, debido a la proliferación de aplicaciones móviles y a la penetración relativamente alta de teléfonos inteligentes, según indica GlobalData.

Tal y como dice la consultora, los bancos europeos, los retailers y las empresas de tecnología han dominado el crecimiento de MFS en el viejo continente; sin embargo, las operadoras están entrando lentamente en este nicho.

Según el último informe de la firma: "Oportunidades de mercado de servicios financieros móviles para las empresas de telecomunicaciones en Europa", a las telco les puede resultar difícil ingresar al mercado europeo, especialmente en países de altos ingresos, debido a una mayor preferencia por las facilidades tradicionales de pago con tarjeta y efectivo. Las operadoras también se enfrentan a una gran competencia con compañías de tecnología (Google Pay) y fabricantes de dispositivos móviles (Samsung Pay y Apple Pay) que ofrecen sus propias soluciones MFS.

A pesar de estos desafíos, las empresas de telecomunicaciones europeas están explorando nuevas oportunidades y expandiendo su cartera de MFS con servicios como ahorros, crédito, seguros y remesas internacionales, en asociación con instituciones financieras locales. Por ejemplo, Telekom Rumania se asoció con Alior Bank para ofrecer servicios de ahorro y cuentas corrientes, tarjetas de débito y microfinanzas, como préstamos personales y servicios de sobregiro.

Nuevos enfoques de las telco para ofrecer servicios financieros móviles
Nuevos enfoques de las telco para ofrecer servicios financieros móviles

Jonathan Bachrach, analista de tecnología senior de GlobalData, comenta: "Históricamente, los bancos, minoristas y firmas de tecnología europeos han estado a la vanguardia de MFS, mientras que las empresas de telecomunicaciones han ingresado en este segmento ofreciendo servicios de monedero móvil como un medio para generar nuevos ingresos, además de los servicios tradicionales de telecomunicaciones.

“En los últimos dos años, estas compañías también se han expandido a la banca móvil a través de marcas blancas / banca como servicio, asociaciones o incluso han desarrollado sus propias instituciones bancarias, como Orange y las telco rusas MTS y Beeline".

Los impulsores clave que permitirán a las operadoras capturar oportunidades son la alta tasa de servicios móviles y la penetración de smartphones. De otro lado, la preferencia de soluciones de pago móvil basadas en OTT, como Apple Pay, y el hecho de que la población favorezca el uso de transacciones tradicionales con efectivo y tarjetas, obstaculiza la capacidad de las empresas de telecomunicaciones para aprovechar el crecimiento de MFS.