Euskaltel ha anunciado las claves del Plan de Negocio 2020-2025 en el que prevén un aumento en las principales magnitudes financieras y de negocio para los próximos años, un crecimiento rentable basado, fundamentalmente, en la ejecución de su plan de expansión nacional.

El Grupo iniciará esta iniciativa en el segundo trimestre de 2020, desde la base de la fortaleza en sus mercados naturales de País Vasco, Galicia y Asturias, donde opera con sus tres marcas – Euskaltel, R y Telecable -, con el objetivo de llegar al 85% del mercado nacional al que no tenía acceso hasta este momento, para poder dar servicio a un total de 18,4 millones de hogares.

El Grupo prevé que la expansión nacional más que duplique el volumen de la base de clientes actuales tanto en servicios fijos como en móviles. Así, espera multiplicar por 2,3 su base de clientes actuales de telecomunicaciones fijas, hasta superar los 1,5 millones de clientes, incorporando a su base alrededor de 800.000 nuevos clientes fijos procedentes de los mercados en expansión, de tal modo que en cinco años la base se distribuirá al 50% entre los usuarios de sus mercados actuales y los procedentes del resto del 85% del mercado en el que no estaba presente hasta ahora.

Por su parte, se prevé que los servicios móviles contratados superen los 3 millones en 2025, frente al millón de servicios en la actualidad, multiplicando prácticamente por tres la base actual de volumen servicios móviles utilizados por los usuarios.

Presentación del nuevo plan de negocio de Euskaltel.
Presentación del nuevo plan de negocio de Euskaltel.

Aumento de ingresos

Como consecuencia del crecimiento en la base de clientes, tanto de fijo como de móvil, los ingresos crecerán prácticamente el doble en los próximos cinco años, con una media de crecimiento anual del 11%. Alcanzarán los 1.300 millones de euros, frente a los 685 millones a cierre de 2019.

Este incremento estará basado, fundamentalmente, en la ejecución del plan de expansión nacional. Se espera que en 2025 el 40% de los ingresos totales del Grupo procedan del negocio correspondiente a la expansión en el resto del Estado.

El ebitda crecerá una media del 6% anual, hasta alcanzar el rango de alrededor de 470-520 millones de euros, desde los 345 millones actuales, lo que representa un crecimiento del 45% con respecto a los niveles actuales. Este crecimiento estará basado en los resultados de la expansión nacional, así como en la ampliación de la huella en los mercados actuales y en las medidas de eficiencia implementadas.

Para 2025 se espera que el flujo de caja operativo alcance los 240-280 millones de euros, lo que representa un 60% de crecimiento respecto a 2019.

Una característica muy destacable del plan de expansión es que la inversión para la expansión nacional está ligada casi en su totalidad al crecimiento en la base de clientes, de forma que la inversión total dedicada a la expansión nacional estará por debajo del 20% de los ingresos a largo plazo.

El plan de negocio se financiará en su totalidad gracias a la fortaleza de su caja, lo que permitirá a la compañía mantener un apalancamiento estable de alrededor de 4 veces el Ebitda. A medida que el negocio del plan de expansión gane escala, el apalancamiento de la compañía se irá reduciendo rápidamente, hasta que la deuda sea en torno a 3 veces el Ebitda en 2025.

Expansión nacional con la marca Virgin

El Grupo Euskaltel cuenta actualmente con cuotas superiores al 30% en sus mercados naturales – Euskadi, Galicia y Asturias -, donde sus marcas, Euskaltel, R y Telecable, son su máxima fortaleza y destacan por atributos como cercanía, honestidad, identidad y empatía, lo que ha llevado a estas marcas a destacar como líderes en atención al cliente.

Para la expansión nacional contará con la marca Virgin, una marca con un reconocido prestigio a nivel mundial, con un índice de reconocimiento de marca del 75% en el mercado español, y con unos atributos asociados de internacional, moderno, con experiencia e innovador, y que viene avalado por el éxito en los mercados mundiales de telecomunicaciones, ya que las empresas de telecomunicaciones de dicha enseña cuentan con más de 15 millones de clientes en todo el mundo.

La fortaleza de la marca, unida al conocimiento del mercado, la calidad del servicio, y el alto valor de los productos de Euskaltel, supondrá que el posicionamiento de Virgin en el mercado español será un posicionamiento de valor, como combinación de un gran servicio al cliente y un precio competitivo, enfocados a aportar valor al cliente.

Las ofertas serán claras, sencillas, flexibles, y estarán basadas en la excelencia en la calidad del servicio. Los productos que se comercializarán con la marca Virgin serán banda ancha de alta velocidad, telecomunicaciones móviles con amplio volumen de datos y una potente oferta de televisión.