Yoigo empieza a vender electricidad.
Yoigo empieza a vender electricidad.

En la que ha sido su primera rueda de prensa como empresa privada, MásMóvil ha anunciado que empieza a vender electricidad. “Queremos seguir creciendo, añadiendo servicios de calidad de alta usabilidad para los clientes y en colaboración con expertos externos”, ha señalado Meinrad Spenger, CEO de Grupo MásMóvil. “Somos el primer operador en España que apuesta por este sector y esta apuesta en firme está muy alineada con nuestros objetivos de sostenibilidad”, ha añadido.

Con más de 60 nuevas comercializadoras a día de hoy, las 5 grandes acumulan el 90% del mercado. Se trata de una industria en el que el volumen de cambios es sólo de un 10% y que se encuentra en plena transformación: digitalización y energía verde. En este entorno es donde la telco quiere abrirse un hueco, pero ofreciendo “satisfacción del cliente, el mismo foco que tienen nuestras marcas como Pepephone y Yoigo”, ha subrayado Alberto Galaso, director general de los nuevos negocios de MásMóvil.

Así las cosas, el lanzamiento se hace con Yoigo y bajo la marca . Con una “oferta sencilla y transparente” el compromiso es proporcionar energía eléctrica cien por cien verde con un descuento a clientes. Dirigido tanto a hogares como a pequeñas empresas y autónomos con una potencia de hasta 15 KW, la oferta de salida se estructura en tres tarifas: Mismo precio todo el día (24 horas), Discriminación horaria y Tarifa coche eléctrico.

Sin embargo, el gran valor de esta iniciativa no son los ahorros que promete -hasta un 20% en la factura eléctrica, unos 120 euros al año-, sino el compromiso de que la energía proviene de fuentes verdes y la herramienta digital que la acompaña. Una aplicación que permite controlar el consumo energético y gestionarlo llevando a cabo una recomendación proactiva para incrementar la reducción del gasto en este concepto. A todo ello se suma un proceso sencillo, gratuito y sin cortes, en menos de cinco minutos y a través de la web para cambiar de compañía suministradora.

Para ofrecer este servicio, MásMóvil ha elegido a Lucera como su socio estratégico. Una relación estratégica que esperan se mantenga a largo plazo.

Tras la estela de Pepenergy

El Grupo ya comercializaba energía. Lo hacía a través de PepeEnergy, una compañía perteneciente a Pepephone, operadora que MásMóvil compró hace cuatro años. Actualmente, Pepeenergy ha duplicado su cartera de clientes y el objetivo con Energy GO es seguir creciendo bajo el mismo modelo de la OMV. No en vano, podría decirse que esta iniciativa es una extensión de la de Pepephone, pero provista de herramientas “muy chulas” como el recomendador de consumos y la aplicación. De ahí que la idea sea unificar los servicios, unirlo todo bajo la misma plataforma tecnológica.

Por el momento, la telco no tiene intención de que este servicio pase a otras marcas del grupo. Al menos en la primera fase no lo tiene previsto.  

“Queremos ser el número 1 entre los nuevos agentes nuevos de comercializadores de energía”

“Queremos ser el número 1 entre los nuevos agentes nuevos de comercializadores de energía”, ha recalcado Spenger. “Creemos que hay más posibilidad de encontrar clientes menos satisfechos en las tradicionales. Queremos ser un competidor más, pero con más servicios”.

“No estamos en venta”

Durante el encuentro con la prensa especializada, Meinrad ha explicado que hay un compromiso formal para que el primer año la operadora no se venda, pero este acuerdo va más allá. “No preveo que se venda MásMóvil ni en un año ni en dos ni en tres. Es un proyecto a largo plazo. Invertimos en crear valor a medio y largo plazo. Nuestro foco actual no son tanto las compras, sino el crecimiento orgánico, los nuevos negocios”, ha matizado.

“MásMóvil no está en venta”

En este sentido, el directivo ha subrayado que además de 5G(un mercado que todavía tiene que alcanzar su madurez) o nuevas iniciativas como la recientemente anunciada de electricidad o la incursión en el negocio de alarmas (en la que está inmersa), una prioridad para la telco está en Portugal. Van a participar de forma activa en el país luso en la subasta de espectro, apostando también por el despliegue de fibra y de red móvil. En el país vecino ven una oportunidad muy buena porque hay menos competitividad que en España con un menor número de operadoras. “El mercado español es el más competitivo de Europa, con una estrategia mayorista muy agresiva”, ha denunciado. “Somos un sector tractor de la economía y hay que cuidar al cliente”, ha concluido.