Encuentro virtual de Redes&Telecom sobre el papel del operador local.
Encuentro virtual de Redes&Telecom sobre el papel del operador local.

El operador local ha sido decisivo durante la pandemia. Desde el pasado mes de marzo se ha registrado un incremento del tráfico del 40% al que estos actores han sabido responder gracias a la robustez de sus redes y su dedicada atención al cliente. La España Vaciada se ha ido llenando de nuevo, pero con unas exigencias elevadas de conectividad fruto del aumento del teletrabajo, el comercio electrónico y los juegos en línea.

Para profundizar en cómo ha afrontado este sector la crisis sanitaria y cómo se presenta 2021, ha organizado un desayuno virtual de trabajo en colaboración con Alea Soluciones, y NFON. Puntuales a la cita han acudido representantes de , , , , , , , y . Un nutrido y selecto grupo de profesionales que han dado buena cuenta del estado de las telecomunicaciones, pero desde la perspectiva de un colectivo al que no siempre se le da voz.

Concentración y servicios de valor

Durante el encuentro, se ha coincidido en que Covid-19 ha acelerado un proceso que ya estaba en marcha en este segmento: la concentración del sector. “Ha habido un cambio en el modelo de negocio. La continuidad del operador local y regional estará en la concentración y en la búsqueda de diferenciación de los grandes, proporcionando servicios más allá de conectividad”, ha señalado Francisco Bonachela, CEOde Alea Soluciones.

Y es que, como ha reconocido Javier Gómez, regional director Iberia & Mediterranean de Cambium Networks, “el objetivo es ahorrar y dar servicios más económicos, pero más potentes. Cuando se unifica la red, la oferta es mayor y se puede luchar más contra el ámbito incumbente”.

De la misma manera, Agustín Sánchez Fonseca, responsable de Desarrollo de Negocio de NFON, ha subrayado que “los clientes lo que buscan es consejo (entender que necesitan para poder funcionar), flexibilidad y simplicidad y eso es lo que ofrece el operador local. Pero si solo le das acceso, se quedan un poco cortos”.

Fortalecidos por la pandemia, los operadores locales y regionales afrontan el futuro con la idea clara de no perder sus señas de identidad. Una idiosincrasia que les hará ser más fuertes a la hora de lidiar con los nuevos retos a la vista como las redes neutras, el aumento del tráfico, la concentración, el backhaul y el despliegue de 5G.