Enrique Lores, CEO de HP.
Enrique Lores, CEO de HP.

Con la pandemia y el bum del teletrabajo, el tablero de juego en el mundo de la informática se ha desplazado. Ahora, los fabricantes se las ingenian para tener un catálogo de soluciones válido no sólo para dar respuesta a las necesidades de los empleados en la oficina, sino también a las de los se mueven en entornos híbridos, que operan aquí y allá, en los centros de trabajo de toda la vida, pero también en casa o mientras se desplazan.

En su momento, Salesforce pagó nada menos que 27.700 millones de dólares por Slack, un software de colaboración que permite a equipos dispersos trabajar en armonía. Y ahora HP hace un movimiento parecido con la compra de Poly por un total de 3.300 millones de euros si se tiene en cuenta la deuda de la empresa que asume el comprador. Descontada esa deuda, HP pagará algo más de 1.700 millones de dólares.

El fabricante de impresoras y PC abonará 40 dólares en efectivo por cada acción de Poly, lo que supone una prima del 53% con respecto a la última valoración de la semana pasada. El español Enrique Lores, CEO de HP, ha vinculado claramente la compra con las oportunidades que se abren en el ámbito de la oficina híbrida y los nuevos modelos de trabajo. "La combinación de HP y Poly crea una cartera líder en soluciones de trabajo híbridas en mercados grandes y en crecimiento", ha subrayado Lores. Poly es un especialista en equipos de audio y vídeo para videoconferencias y viene de la fusión de Polycom y Platronics. Con esta adquisición, HP estará en mejor disposición para estrechar lazos con Zoom, una de las empresas que más ha crecido desde el comienzo de la crisis sanitaria, y también para integrar Microsoft Teams.

Poly, firma con sede central en California, cuenta con más de 6.500 empleados repartidos por 35 países. Y sus ingresos anuales rondan los 1.700 millones de dólares. Por el momento no se sabe si HP mantendrá la marca Poly. Ahora, ambas partes tendrán que esperar por el visto bueno de las autoridades de la competencia, y la transacción podría estar cerrada a finales de este año.