El de Telefónica señala como la contribución económica del Grupo ha sido de 48.904 millones de euros al Producto Interior Bruto (PIB) de los países en los que está presente y de 9.134 millones de euros como aportación fiscal.

Con la consecución de este y otros objetivos, el Grupo cumple sus metas en 2021, afianza su avance en políticas ESG (Environmental, Social, Governance) y logra su propósito de integrar la sostenibilidad y los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) como elementos holísticos de su estrategia y de su actividad diaria para construir un futuro más verde, ayudar a la sociedad a prosperar y ser una empresa ejemplar.

 “En 2021, hemos sentado las bases para un futuro más inclusivo, resiliente y verde y estamos más que preparados para aprovechar al máximo las oportunidades de este nuevo paradigma más sostenible, que otorga a la digitalización, y por tanto a Telefónica, un papel histórico como motor de progreso”, señala José María Álvarez-Pallete, presidente ejecutivo de Telefónica, en el Informe.

En su documento, la operadora ha incorporado por primera vez la doble materialidad al identificar los asuntos que tienen impacto en el valor de la compañía, la sociedad y el medioambiente; y la puesta en práctica de la primera fase de la taxonomía de la UE -sistema de clasificación de actividades económicas- para actividades sostenibles.

49.000 millones de euros: aportación de Telefónica al PIB de los países en los que opera.
49.000 millones de euros: aportación de Telefónica al PIB de los países en los que opera.

Construir un futuro más verde

En Telefónica se aborda el compromiso con el planeta incidiendo en los ODS ambientales (7,11 y 13), desvinculando su crecimiento de la huella ambiental y ayudando a descarbonizar la economía. De hecho, ha reducido en un 70% sus emisiones de carbono por el uso de energías renovables y la integración de tecnologías más eficientes.

Por ello, se ha propuesto como objetivo emisiones netas cero en 2025, para ir más allá del Acuerdo de París, en sus principales mercados y en 2040 a escala mundial y en su cadena de valor.

Con el fin de lograr este objetivo, en los últimos seis años el consumo de energía de Telefónica se ha reducido en un 7,2%, mientras que el tráfico se ha multiplicado por 6,7. Hoy, el 100% del consumo eléctrico de Telefónica procede ya de fuentes renovables en Europa, Brasil y Perú, proporción que se sitúa en el 79,4% a escala global. Por todo ello, en 2021 la operadora consiguió un ahorro de 1.274ktCO2 emitidas a la atmósfera.

Para contribuir a la digitalización de sus clientes, Telefónica, en calidad de socio integral de numerosas empresas, ofrece soluciones digitales que persiguen también contribuir a descarbonizar la economía. Con sus soluciones Eco Smart, las emisiones evitadas en 2021 superaran los 8,7 millones de toneladas de CO2. Esto equivale a plantar un bosque de 143 millones de árboles y demuestra la capacidad de las nuevas tecnologías para acelerar la transformación de la economía hacia un modelo más sostenible.

Destacan, por primera vez, los objetivos de economía circular de Telefónica para alcanzar Cero Residuos en 2030 mediante el ecodiseño, la reparación, la reutilización y el reciclaje, garantizando que sus residuos no se incineran o terminan en un vertedero, sino que se transforman en materias primas que son reintroducidas en la cadena de valor. Gracias a estas medidas, ya en 2021 se ha reutilizado casi 5 millones de equipos electrónicos (entre ellos más de 300.000 móviles) y reciclado el 98% de sus residuos.

La estrategia y acciones puestas en marcha permiten a la telco seguir liderando en esta materia y formar parte de la Lista A del índice CDP Climate Change, en la que está presente desde hace ocho años de forma consecutiva.

Ayudar a la sociedad a prosperar

Como operadora global de telecomunicaciones, Telefónica centra su acción fundamental sobre el ODS 9 desplegando infraestructuras y servicios sostenibles, resilientes y de calidad.

El Grupo continúa impulsando la digitalización y la conectividad inclusiva con más de 369 millones de accesos en todo el mundo, entre los que figuran las más de 13.485 comunidades rurales conectadas gracias al proyecto Internet para Todos. Además, se propone alcanzar una cobertura de banda ancha del 90-97% de la población en zonas rurales en sus principales mercados, fortaleciendo su compromiso con la inclusión digital.

Telefónica contribuye al fortalecimiento de las economías locales y al crecimiento inclusivo al trabajar con más de 9.000 empresas proveedoras, de las cuales el 62% son pymes, y a generar más de 1,2 millones de empleos entre directos, indirectos e inducidos.

Para facilitar la formación en competencias digitales y la empleabilidad, Telefónica y su Fundación ofrecen diferentes programas y en 2021 anunció la creación de un nuevo Hub mundial de Innovación y Talento en Distrito Telefónica con una inversión de unos 100 millones de euros hasta 2024.

Estos avances han sido reconocidos con la primera posición mundial en el Digital Inclusion Benchmark (DIB), elaborado por la World Benchmarking Alliance, que analiza cómo ayudan las empresas tecnológicas más influyentes a promover una economía y una sociedad digitales más inclusivas.

De igual modo, en Telefónica se incorpora la gestión de la diversidad y la inclusión como un elemento clave para conectar talento y crecer como compañía. El Consejo Global de Diversidad promueve una cultura inclusiva, en la que los empleados aporten sus opiniones con total libertad. Sobre la igualdad de género, ha establecido nuevos objetivos para 2024 como son conseguir un 33% de mujeres en puestos ejecutivos y una brecha salarial ajustada de +/-1%. Estas referencias contribuirán a eliminar la brecha salarial de género en 2050 como meta a largo plazo. De hecho, Bloomberg ha incluido a la operadora, por quinto año consecutivo, en el Gender-Equality Index por su compromiso y avances en igualdad de género.