La Junta General de Accionistas de Hispasat ha aprobado por unanimidad las cuentas anuales correspondientes al ejercicio 2021, en el que alcanzó unos ingresos totales de 181 millones de euros, que representa un incremento del 14,9% sobre los obtenidos en 2020.

A perímetro constante y aislando el efecto de los tipos de cambio, el negocio orgánico creció un 9% respecto a 2020, una evolución muy positiva respecto al conjunto del sector satelital que registró unas pérdidas en torno al 3%. Por áreas geográficas, el 72,5% de la cifra de negocio de la compañía provino de América, mientras que el 27,5% se originó en el mercado europeo.

Tal y como indican en el comunicado remitido, con estos resultados, la compañía culmina su saneamiento y consolida los objetivos establecidos en su .

De acuerdo con el proceso de transformación definido, el negocio de servicios gestionados —tanto de banda ancha como de vídeo— representa ya casi un 15% de la cifra total del Grupo, gracias en gran medida a la contribución proveniente del negocio adquirido para la gestión y transporte de señales de vídeo en América Latina.

Hispasat sanea su negocio creciendo un 14%
Hispasat sanea su negocio creciendo un 14%

Hispasat está financiando este proceso con fondos propios. La elevada generación de flujo de caja operativo ha permitido a la compañía reducir su endeudamiento financiero neto en un 35% respecto a 2020, hasta situarlo en 112,5 millones de euros. Este menor nivel de deuda ha reforzado un sólido balance de situación, apoyado además en una fuerte posición de liquidez. Por ello, la operadora cuenta con la capacidad inversora suficiente para dar respuesta a proyectos ya en curso y otros nuevos —consistentes con la ejecución de su Plan Estratégico— por medio de fondos propios y financiación externa y que, por tanto, no precisan de recurso al accionista.

El EBITDA obtenido en 2021 se ha elevado a 136,2 millones de euros, un 14,2% más que en 2020, lo que supone un margen operativo sobre ingresos del 75,2%. Asimismo, el resultado neto obtenido por la compañía en 2021 ha sido de 55,8 millones de euros, de los que el 80%, —es decir, 44,6 millones de euros—, se distribuirá como dividendo a sus accionistas. Además, el Grupo invirtió en el pasado ejercicio 73,4 millones de euros, un 25,5% superior al año anterior. El 81,5% de esta cifra de inversión está destinada a los preparativos para el lanzamiento del nuevo satélite Amazonas Nexus previsto para final de año.